domingo, 21 de diciembre de 2008

Hasta el año que viene.

El miércoles esta que les quiere se va a su tierruca para pasar las fiestas con su familia, así que cuelgo el cartel de “cerrado por vacaciones”.

Ya, diréis que todavía quedan dos días (hoy ya no le cuento) pero es que voy a estar un poco atareada con los preparativos del viaje. Que si lavadoras, plancha, dejar ordenada la casa para que a la vuelta no me dé un ataque… Y la maleta. ¡Ay la maleta! Eso es lo que peor llevo. Hacer la maleta para ir a mi Cantabria en estas fechas es una locura: por si llueve, por si no llueve que la última Navidad parecía primavera, algo coqueto para las fiestas que a mamá le gusta que estemos guapos, ropa para el resto de días, que si “estoy segura de que se me olvida algo”, repasemos: el cargador del móvil, las pinturas y maquillaje… Y los libros. A ver qué libros llevo: “estos dos, no que estos los acabo en un pis pas”, “este otro que es gordito, uf no que es un poco espeso y no voy a tener tranquilidad para saborearle”… Un dilema lo de los libros.

Así que, como veis, no creo que vaya a tener tiempo de pasar por aquí. Por eso echo la llave hoy.

Pero antes de cerrar quiero desearos a todos que tengáis unos días cálidos rodeados de vuestras familias. A quienes, por las circunstancias personales, no puedan estar cerca de su familia les deseo que, al menos, estén rodeados de amigos que son una segunda familia. Que todos, todos, disfrutéis de las fiestas, os reencontréis con esos viejos amigos que, como vosotros, regresan al hogar, que vuestros hijos, sobrinos, los hijos de vuestros amigos y vecinos os contagien su ilusión y su alegría.

A los que estos días estén en la carretera bien por trabajo, bien porque se van de vacaciones, por favor tened mucho cuidado que quiero teneros a todos aquí a mi regreso. Pensad que vuestras vidas no son sólo vuestras sino también de todos los que os queremos.

Y a todos los que habéis entrado en esta casa y os habéis quedado a tomar un café y a leer un ratito, españoles, argentinos, peruanos, mexicanos… deseo para vosotros que el año 2009 os conceda vuestros mejores deseos y los de vuestras familias y amigos, y que instale en vuestras vidas la Felicidad.

Un besuco a todos.

viernes, 19 de diciembre de 2008

domingo, 14 de diciembre de 2008

Encuentro con el Otro - Kapuscinski.

"Cuando me paro a reflexionar sobre mis viajes por el mundo, viajes que se han prolongado durante muchos, muchos años, a veces tengo la impresión de que las fronteras y los frentes, así como las penalidades y los peligros propios de estos viajes, me han producido menos inquietud que la incógnita, siempre presente y renovada a cada momento, de cómo transcurriría cada nuevo encuentro con los Otros, con esas personas extrañas con las que me toparía mientras seguía mi camino. Pues siempre supe que de ese encuentro dependería mucho, muchísimo, si no todo. Cada uno de ellos era una incógnita: ¿cómo empezaría?, ¿cómo transcurriría?, ¿en qué acabaría?

El mero planteamiento de preguntas como estas es, por supuesto, tan antiguo que casi podría calificarse de eterno. El encuentro con el Otro, con personas diferentes, desde siempre ha constituido la experiencia básica y universal de nuestra especie. Los arqueólogos nos dicen que los grupos humanos más antiguos no contaban más que treinta o, a lo sumo, cincuenta personas. Si aquellas familias-tribus hubiesen sido más numerosas, le hubiese resultado difícil trasladarse con la rapidez suficiente. Si hubiesen sido más pequeñas, les habría resultado más difícil defenderse y librar batallas en la lucha por la supervivencia.

Y he aquí a nuestra familia-tribu siguiendo su camino en busca de alimentos y que de pronto se topa con otra familia-tribu. ¡Qué momento tan trascendental en la historia del mundo! ¡Qué descubrimiento más fabuloso! ¡Descubrir que el mundo está habitado por otras personas! Pues hasta aquel momento, el miembro de nuestra comunidad familiar y tribal podía vivir convencido de que, conociendo a sus treinta, cuarenta o cincuenta hermanos, conocía a todos los habitantes de la tierra. Y de pronto descubre que no, que ni mucho menos; que el mundo también alberga a otros seres parecidos a él, ¡a otras personas!

¿Cómo comportarse ante tamaña revelación? ¿Cómo actuar? ¿Qué decisiones tomar?

¿Abalanzarse con ferocidad sobre los extraños? ¿Pasar a su lado co indiferencia y seguir el camino propio? ¿O, tal vez, intentar conocerlos y tratar de encontrar una manera de entenderse con ellos?"

Cuadro: "La jungla - Wilfredo Lam"



viernes, 12 de diciembre de 2008

A MEXICO - Con cariño.

Quienes me conocen saben que tengo auténtica debilidad por la música mejicana. No hay que insistir mucho para que me arranque a cantar una ranchera o un corrido. Las canto en las comidas de amigos y familia, mientras paso la aspiradora, en la ducha, a pleno pulmón, dulcemente o con apasionado desgarro.

No puedo evitar llorar, reír, emocionarme con esas historias de amor, desamor, traiciones, olvidos, venganzas, de valientes y elegantes caballos…

Cuando me regalaron mi primer tocadiscos a los 14 años, uno de color verde- tipo maletín- cuyo altavoz estaba en la tapa, venía acompañado de dos LP. Uno de Jorge Negrete, el otro de Vicente Fernández. En ese momento me enamoré perdidamente de esa música (y de los dos cantantes ¡qué guapos!) y a partir de ahí y hasta el día de hoy he comprado toda la música mejicana que se ha cruzado en mi camino. Puedo decir que poseo una gran colección de rancheras, corridos mejicanos, corridos villistas, guapangos y, recientemente descubiertos gracias al Sr. Reverte y su libro La Reina del Sur, narcocorridos.

Aunque ya se acaba el día, hoy festividad de Nuestra Sra. De Guadalupe dedico un pequeño homenaje a este país que me ha regalado una de mis mayores pasiones. La canción, un clásico, es "No volveré". Cantan dos grandes: Vicente Fernández y Ana Gabriel.

Recuerdo que en esta casa entró alguien cuyo perfil decía ser de México, vaya también por él. Y vaya con especial recuerdo por todos mis amigos mejicanos: los que están allí y los que están aquí.

video

martes, 9 de diciembre de 2008

Lluvia.

Por fin llega a casa. Llueve.

Deja el paraguas dentro de la bañera, “debería de comprar un paragüero”. Vuelve a la entrada para quitarse esos malditos tacones que la están torturando, “¿Quién fue el misógino que los inventó?”. Se pone las zapatillas, cuelga el abrigo y se dirige a la habitación para ponerse algo más cómodo. Va a la cocina, coge la cafetera y la abre, la llena de agua, añade el café, vuelve a cerrarla y enciende el fuego. Con gesto cansado mira la cafetera y espera. El aroma del café empieza a invadir la casa. Prepara una taza, leche caliente y dos cucharadas de azúcar. Toma la taza firmemente entre sus manos para que entren en calor. Llega al salón, enciende la estufa, se sienta y escucha.

Adora escuchar la lluvia. Le trae tantos recuerdos… olores, colores, caras, paisajes, momentos. Le gusta el sonido de la lluvia, es tan relajante… Se acomoda en el sofá, coge el libro y retoma la historia. De vez en cuando apoya el libro en su pecho, lo acaricia…y escucha.

domingo, 7 de diciembre de 2008

Volver.

La práctica del arte - A. Tapies.

“Mirad el objeto más sencillo. Cojamos, por ejemplo, una vieja silla. Parece que no es nada. Pero pensad en todo el universo que abarca; las manos y los sudores que cortan la madera que un día fue un robusto árbol, lleno de energía, en medio de un frondoso bosque, en unas altas montañas; el amoroso trabajo que la construyó, la ilusión que la compró, los cansancios qué alivió, los dolores y alegrías que habrá sostenido, ¡quién sabe si en grandes salones o en pobres comedores de suburbio…¡Mirad, mirad a fondo! […] Es un juego. Pero jugar no quiere decir hacer las cosas “porque sí”. Jugando… jugando, de pequeños aprendemos a hacernos mayores. Jugando… jugando, hacemos crecer nuestro espíritu, ampliamos el campo de nuestra visión, de nuestro conocimiento. Jugando… jugando, decimos cosas y nos escuchan, despertamos al que se ha dormido; ayudamos a ver al que no sabe o al que le han cerrado los ojos. Yo os invito a jugar, a mirar atentamente… Yo os invito a pensar”

Dejo aquí las imágenes de cuatro cuadros que me gustaría estuviesen en mi biblioteca acompañando a mis libros:




"Duelo a garrotazos" (Goya) - Para pensar.



"El matrimono Arnolfini" (Van Eyck) - Para jugar.


"Tu palabra que ilumina" (Isabel Guerra - La monja pintora) - El objeto más sencillo.



"Enamorados" (Lili Devo) - Para despertar lo dormido.

Balovega fué la primera en decorar su casa y lo hizo, para mi gusto, magníficamente. Su decorador vino a la mía y ahora tiene exceso de trabajo con las casas de Logio, Moisés, Javi y la de Alfredo.

viernes, 5 de diciembre de 2008

6 de diciembre.

Image Hosted by ImageShack.us

El día 6 de diciembre es un día muy especial para mí. No, no porque esté de cumpleaños nuestra Constitución. Ya hace mucho tiempo que en temas de política no tengo nada que celebrar, más bien todo lo contrario.

El cumpleaños que yo celebro es mucho más importante, muchísimo más. Así que, como la distancia me lo impide y no puedo estar físicamente junto a mi amiga, pues ya hace unos años que este día tiene su ritual. Ella no lo sabe y he decidido que se lo voy a contar así cuando dentro de unos días nos veamos nos reiremos juntas.

Recuerdo perfectamente el año que empecé a celebrar no sólo físicamente sino también con el corazón su cumpleaños. Fue exactamente el año en que ella empezó una lucha dura, muy dura, contra el monstruo que la quería separar de los suyos.

Desde ese año, cada 6 de diciembre madrugo por la mañana para ir al mercado y comprar todo lo que necesito para prepararme una comida o una cena especial. Y compro una botella de buen vino tinto para alzar mi copa por ella (Dios mío esto suena a canción de Julio Iglesias, perdón). En la mesa el mantel “de las ocasiones especiales” (ese muy bonito que odias a la hora de planchar), la copa de vino de pie alto y boca ancha, platos y cubiertos bien colocados en su sitio.

Y aunque parezca que estoy sola, no es cierto, mi corazón se traslada al pueblo más bonito de mi tierra y se sienta junto a ella. Disfruto de mi menú con ella, pensando en ella, brindando por ella.

El 6 de diciembre celebro que la vida me honró al otorgarme un regalo al que no se puede poner precio, conocerla. Celebro que tengo la fortuna de ser querida y respetada por una de las pocas personas que conozco merecen todo el amor y respeto del mundo, una persona íntegra, con unos valores humanos enormes, con tanta ternura dentro de sí que la regala a manos llenas y nuca se le acaba, con una de las sonrisas más bonitas que conozco y con una risa que te contagia aunque no lo quieras. Una persona luchadora que no tiene nada suyo todo es para su gente. Su mirada lo dice y lo calla todo, su voz arropa en días fríos y refresca en los cálidos, sus manos son finas pero fuertes y firmes. En todos los años que la conozco nunca la he oído pedir nada para ella y para una vez que lo hizo fue “estar bien para poder cuidar de mi familia”. Creo que ya está todo dicho.

Los últimos cumpleaños han sido crueles, duros. Este año celebraré lo que toca: un cumpleaños feliz. Porque lo que tanto he rogado por fin se ha cumplido: todo está empezando a volver a su cauce, la serenidad de la vida vuelve a ella, sus palabras son las de una persona feliz.

Mi amiga nació el día de la Constitución y se llama LIBERTAD.

Una rosa de color rosa para ti, que sé, son las que te gustan. Felicidades.

lunes, 1 de diciembre de 2008

Habíamos ganado la guerra - Esther Tusquets



"Una señora de la alta sociedad podía acostarse sin recato con unos y con otros, coleccionar amantes, sin que nadie o casi nadie, por mucho que se la critica a sus espaldas, se animara a dejar de tratarla, pero, si esta señora se separaba de su marido, ya podía despedirse del golf del Prat, de los clubes y sociedades realmente selectos".

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Unamuno Vs Rubén Darío.




Parece ser que allá por el 1900, el poeta Rubén Darío que estaba preparando un artículo de elogio hacia Miguel de Unamuno, leyó en un diario madrileño que le entregó Valle Inclán, un artículo de Unamuno sobre su persona. En dicho artículo, Unamuno decía, entre otras lindezas, que al poeta nicaragüenses aún se le veían las plumas que de indio que llevaba dentro de sí.

Rubén Darío, todo un señor, envía la siguiente nota a Unamuno: “Admirado señor: He leído su artículo. Yo había escrito antes otro sobre usted, sobre su obra. Ahí va. Quiero decirle que yo remito hoy mi trabajo a Buenos Aires, para publicarlo en La Nación, sin quitarle ni añadirle una coma, con la constancia de mi admiración rendida hacia todo lo que usted ha producido. Y firmo esta carta con una de las plumas de indio que, según usted, aún llevo dentro de mí.”

Pasados unos meses de la publicación de dichos artículos, Unamuno se encuentra en la calle con Valle Inclán y le comenta lo sucedido (hechos que el gallego ya conocía) y lo desconcertante de la situación.

Valle Inclán se exalta y le contesta:

«El suceso, amigo don Miguel, no tiene nada de notable y mucho menos de desconcertante. Es, sencillamente, el resultado del enfrentamiento de dos sujetos diferentes y opuestos. Es una realidad natural. Ustedes no han nacido para entenderse, porque Rubén y usted son antípodas. Verá usted: Rubén tiene todos los defectos de la carne: es glotón, bebedor, es mujeriego, es holgazán, etc. Pero posee, en cambio, todas las virtudes del espíritu: es bueno, es generoso, es sencillo, es humilde, etc. En cambio, usted almacena todas las virtudes de la carne: es usted frugal, abstemio, casto e infatigable. Y tiene usted todos los vicios del espíritu: es usted soberbio, ególatra, avaro, rencoroso, etc. Por eso, cuando Rubén se muera y se le pudra la carne que es lo que tiene malo, le quedará el espíritu, que es lo que tiene bueno, ¡y se salvará! Pero a usted, cuando se muera y se le pudra la carne, que es lo que tiene bueno, le quedará el espíritu, que es lo que tiene malo, ¡y se condenará!».

“Desde entonces, Unamuno anda muy preocupado”. O al menos eso era lo que decía Don Ramón mientras se mesaba las barbas.

martes, 25 de noviembre de 2008

En homenaje a todas las mujeres que han sufrido y sufren algún tipo de violencia.


domingo, 23 de noviembre de 2008

¿Pero qué ha pasado aquííí????

Desde que tengo uso de razón y la lectura se convirtió en mi pasión he ido recortando todos los artículos, notas, avisos, anuncios, citas, refranes, etc. Que me llamaban la atención o que me gustaban. Los papeles se iban acumulando y empecé a guardarlos en un cofre de madera y cuero que compré expresamente para ello.

Comencé este blog con la intención de empezar a ordenar esos pequeños tesoros guardados en el cofre. Pero una amiga me animó a abrir las puertas de mi blog al mundo y también a escribir en él. Esto último me cuesta más porque hacía tanto que no escribía que creo estoy oxidada.

Y así, una vez abiertas las puertas de mi casa a toda persona amiga que quiera tomar un café… comenzaron a llegar opiniones de unos poquitos amigos. No son muchos pero, son selectos. Y no me importa que no haya muchos comentarios en mis entradas pues la finalidad de esta casa no es subir puestos en las listas de Internet. No, la intención es compartir mis lecturas y mis opiniones y que quien entre en Telxínoe disfrute y se sienta a gusto, y si es posible que exprese las suyas eso si, siempre dentro de las normas de la educación y el respeto hacia todos los demás. O que calle y no diga nada, no es necesario decir nada, pero que disfrute, que se sienta cómodo.

Hoy, después de un fabuloso fin de semana en mi tierruca, entro en Telxínoe para poner una nueva entrada y…. ¡Sorpresa! tengo 23, VEINTITRES, mensajes esperando a ser publicados. ¿Pero de dónde habéis salido? ¿Quiénes sois? ¿Cómo me habéis descubierto?

Llevo un “ratito” investigando y por fin. Ya he descubierto quiénes y de dónde venís y os voy a guardar el secreto porque el proyecto me parece maravilloso.

Y el objetivo conseguido, ha sido una gran sorpresa, una forma de rematar un fin de semana que, ya era muy especial, y que ahora se ha convertido en único.

Por eso, dejo a parte la entrada que quería poner hoy y escribo estas líneas dedicadas a vosotros. Os las merecéis. GRACIAS Fermín, Senovilla, Amio Cajander, LC, Eulogio, Darkmanburt, m4n010, María, Public Enemy, Chito, Anderea, silicongirl, Toni1004, Eugenio Manuel, Jimmy y Javier.
Creo que no me he olvidado de ninguno, si es así, admito tirones de orejas.

lunes, 17 de noviembre de 2008

Si me quieres - Dulce Mª Loynaz

Si me quieres, quiéreme entera,
no por zonas de luz o sombra...
Si me quieres, quiéreme negra
y blanca. Y gris, y verde, y rubia,
y morena...
Quiéreme día,
quiéreme noche...
¡Y madrugada en la ventana abierta!
Si me quieres, no me recortes:
¡Quiéreme toda... O no me quieras!

viernes, 14 de noviembre de 2008

CICALE

Un grupo de amigos hablábamos hace unos días de las personas que, a causa de un accidente o una enfermedad, han perdido alguna de sus capacidades físicas. Hablábamos de casos concretos, conocidos o anónimos, de cómo le tienden la mano a la vida a pesar de sus nuevas condiciones incluso a veces con ayuda de las mismas. Todos estábamos de acuerdo con que estas personas son auténticas heroínas y empezamos a divagar en cómo reaccionaríamos nosotros ante un cambio tan radical en nuestras vidas. Nadie estaba muy convencido tener esa fortaleza aunque tampoco descartábamos que la tuviésemos oculta y que podría salir a la luz en un momento dado.

Ya en casa, andaba dándole vueltas al tema y me dio por pensar qué haría en caso de que algún día me quedase sin vista. El tema de saber defenderme y tener que adaptarme a depender de otros sentidos no me parecía muy difícil. Supongo que la ONCE me ayudaría a aprender a desenvolverme por mi misma en la medida de lo posible. Pero si había algo a lo que creía y creo que no podría superar: dejar de leer. ¿Se acabaría, no volvería a poder leer? Porque ya sé que hay libros en braile pero ¿cuántos se publican? ¿En qué librería se venden, o se sacan de alguna biblioteca?

Así que me metí en Internet a buscar las alternativas de lectura que hay para una persona total o parcialmente ciega. Y pinchando aquí y allá… encontré esta maravillosa biblioteca argentina.

El argentino Don Carlos Lima Coimbra fue afectado por una grave enfermedad que lesionó seriamente su visión. Avido lector, poseía una biblioteca personal con más de 1500 libros, no se resignó a no volver a disfrutar de la lectura lo que le llevó a tener la idea de crear una biblioteca de libros leídos en audio con tecnología en archivos WAV y MP3.

A partir de esta idea el 29 de septiembre de 2005 se inscribe en el registro Municipal de Bienes de Interés Público de la Municipalidad Vicente López (Argentina) CIDALE, una asociación sin ánimo de lucro, dirigida en primer lugar a personas con deficiencias visuales o con dificultad para acceder a los libros impresos. Hoy en día los audios de la biblioteca están disponibles a toda la población argentina.

La biblioteca es accesible a todas las edades su repertorio es amplio: infantil, juvenil, novela, poesía, cuento, teatro, aventura, ciencia ficción, intriga… De momento, sólo posee títulos en castellano e inglés pero no se descarta ir ampliando los idiomas.

Las obras son leídas por narradores profesionales, algunas incluso por sus propios autores. Algunos de los autores colaboradores con la biblioteca han sido Mario Benedetti, Borges y Neruda. Como en cualquier otra biblioteca, los audios libros se prestan y se pueden recoger tanto personalmente como solicitar que los envíen a una dirección. En este último caso, el envío es por correo y gratuito. También se pueden escuchar, de forma gratuita, en la misma biblioteca ya que disponen de equipos de audio para ello.

Recomiendo que entren en su Web (www.cicale.org.ar) y se entretengan un ratito. Además mientras leen su historia y sus proyectos pueden escuchar un cuento.

miércoles, 12 de noviembre de 2008

Belleza natural.


Un sacerdote estaba a cargo del jardín dentro de un famoso templo. Le habían dado el trabajo porque amaba las flores, los arbustos, y los árboles.

Al lado del templo había otro templo más pequeño donde vivía un anciano maestro.

Un día el sacerdote ponía especial cuidado en el arreglo del jardín, pues había sido avisado de la visita de unos honorables huéspedes. Arrancó las malas hierbas, podó los arbustos, peinó el musgo y retiró todas las hojas secas caídas de los árboles a causa del otoño. Mientras trabajaba, el viejo maestro lo observaba desde el otro lado del muro.

Cuando hubo terminado, el sacerdote, admirando su trabajo comentó: ¿no es hermoso?

El viejo maestro respondió: Si, pero hay algo que falta. Si me ayuda a pasar al otro lado del muro le ayudaré a poner orden.

El sacerdote le ayudó a pasar al jardín. Lentamente el maestro se dirigió a un árbol, lo agarró por el tronco lo sacudió. Las hojas cayeron esparciéndose de nuevo por todo el jardín.

“Ya está, dijo el maestro, ahora puede usted volver a ponerme en mi sitio”.

(Anónimo)

viernes, 7 de noviembre de 2008

Mil soles esplendidos - Khaled Hosseini.


"Laila contempla a la pequeña, que cose mechones de hilo en la cabeza de la muñeca. En unos cuantos años, la niña se habrá convertido en una mujer que no exigirá grandes cosas de la vida, que jamás supondrá una carga para nadie, que jamás revelará que también ella tiene penas y decepciones, y sueños que han sido ridiculizados. Será una mujer resistente, fuerte como una roca en un río, sin quejarse, sin que las aguas turbulentas consigan enturbiar su gentileza, sino meramente conferirle forma. Laila descubre algo en los ojos de esta niña, algo muy profundo que ni Rashid ni los talibanes conseguirán quebrar. Algo tan duro como un bloque de piedra caliza. Algo que, al final, será su perdición y la salvación de Laila.

La pequeña levanta la cabeza. Deja la muñeca sobre la mesa. Sonríe."

jueves, 6 de noviembre de 2008

Florbela Espanca (1894 - 1936)

Que importa o mundo e as ilusões defuntas?...
Que importa o mundo seus orgulhos vãos?...
O mundo, Amor?...
As nossas bocas juntas!...

viernes, 31 de octubre de 2008

La Biblioteca Brautigan - Vermont (USA)

¿Nadie se ha preguntado alguna vez qué pasa con todos los manuscritos que llegan a las editoriales y que son rechazados? ¿los guardarán, los tirarán, los devolverán a su autor?

Pues para algunos de esos libros, la pregunta tiene respuesta.

En la localidad estadounidense de Burlington (Vermont) hay una curiosa biblioteca que tiene la peculiaridad de que sólo almacena libros que han sido rechazados por las editoriales y que nunca llegaron a ser publicados. Para que una obra sea aceptada tiene que cumplir unos sencillos requisitos: ser inédita y que su autor pague los gastos de envío. Ningún manuscrito es rechazado.

El sistema de almacenamiento también es cuanto menos curioso, no tengo muy claro si práctico, por temas: “Amor”, “aventura”, “todo lo demás…”. Aunque, bien pensado, qué mas da cómo se clasifiquen las obras porque, me pregunto, ¿quién va a una biblioteca a leer lo que nadie quiere leer?

Desde su reacción en 1990, la biblioteca ya ha recibido alrededor de 400 obras de autores de todos los países y entre los títulos que están disponibles para quienes quieran acercarse a consultar se encuentran cosas tan sugerentes como “Plata esterlina de las cucarachas”.

En fin, cuanto menos curioso. Pero ya saben que si tienen guardado en el fondo del cajón algún manuscrito que no le hayan publicado y quieren dedicarle un lugar de honor… pues eso, siempre les quedará Vermont.

jueves, 30 de octubre de 2008

Cometas en el cielo - Khaled Hosseini.

"Hay muchos niños en Afganistan, pero muy poca infancia".

"El invierno era la estación favorita de los niños de Kabul, al menos de aquellos cuyos padres podían permitirse comprar una buena estufa de hierro. La razón era muy sencilla: los colegios cerraban durante la temporada de nieve. Para mi el invierno significaba el final de las interminables divisiones y de tener que aprenderme la capital de Bulgaria. También era el comienzo de un periodo de tres meses de jugar a las cartas con Hassan junto a la estufa, de películas gratuitas los martes por la mañana en el Cinema Park y del dulce qurma de nabos con arroz que nos preparaban para comer después de una mañana dedicada a hacer un muñeco de nieve.

Y de las cometas, naturalmente. De volar cometas."


sábado, 25 de octubre de 2008

Hoja Seca - Dulce María Loynaz.

A mis pies la hoja seca viene y va
con el viento;
hace tiempo que la miro,
hecho un hilo, de fino, el pensamiento...
Es una sola hoja pequeñita,
la misma que antes vino
junto a mi pie y se fue y volvió temblando...
¿Me enseñará un camino?...

viernes, 24 de octubre de 2008

Dia Internacional de la Biblioteca.


Cada 24 de octubre se celebra el Día Internacional de las Bibliotecas. En España lo conmemoramos desde 1997. La idea de esta celebración partió de la Asociación Española de Amigos del Libro Infantil y Juvenil. Querían transmitir la importancia de las bibliotecas como lugar de encuentro entre los lectores y la cultura y como instrumento de de mejora de la formación y de la convivencia humana.

Confieso que no soy, ni he sido nunca, socia de ninguna biblioteca. No me malinterpreten. No es que no me gusten, todo lo contrario, me maravillan. El problema que tengo es que tener que devolver el libro, no poder quedármelo… Parece que estoy viendo la escenita, el pobre bibliotecario cogiendo el libro por un extremo, yo por el otro:

- Venga señorita, que tiene que devolverlo.
- Pero si usted tiene muchos por uno no se nota.
- Que no, que el libro pertenece a la biliotecaaa…
- Pero si usted no dice nada, nadie se enterará. Por favor snif, snif, con esa cara de bueno que tiene usted, ¿me lo va a quitar? Snif, snif…

Pues eso, que no. Que no tengo corazón para devolverlo como si no pasase nada.

Lo que sí he hecho muchas veces, y todavía aún lo hago alguna vez, es ir a la biblioteca a leer la prensa del día o a consultar algún dato, o sencillamente a pasear entre sus estanterías. Adoro el silencio, el olor a madera de las estanterías, el olor a papel y tinta. ¿Han olido alguna vez las páginas de esos libros antiguos? ¿Esas páginas de papel bueno, del de antes? No es un olor cualquiera, es aroma, es esencia, es perfume.

Quede aquí por escrito mi homenaje personal a las bibliotecas, guardianas de cultura, a sus cancerberos, los bibliotecarios, a todas aquellas instituciones (públicas o privadas) que las hicieron posibles, a los donantes (particulares o anónimos) que regalaron sus colecciones privadas para uso y disfrute de todos. Y quede también escrita mi gratitud a todos los usuarios que hacen que las bibliotecas sigan abiertas y mi admiración a su generosidad por coger prestado un libro y devolverlo con el mismo cariño que lo tomaron para que otra persona pueda disfrutarlo.

martes, 21 de octubre de 2008

La sentencia de Lao Tse.

Los alumnos discutían sobre la sentencia de Lao Tse:
"Los que saben no hablan; Los que hablan no saben."

Cuando el Maestro entró, le preguntaron cuál era el significado exacto de aquellas palabras.

El Maestro les dijo: ¿Quién de vosotros conoce la fragancia de la rosa?

Todos la conocían.

Entonces les dijo: Expresadlo con palabras.

Y todos guardaron silencio.

(Anónimo hindú)


sábado, 18 de octubre de 2008

Amancio Prada y Los Blauets de Lluc.


Desde anoche llevo dándole vueltas a la cabeza para ver cómo comparto con ustedes el momento vivido ayer en el recital que ofreció Amancio Prada, acompañado de la Escolanía de Lluc, nuestros Blauets, en el Monasterio de la Real. Me temo que, escriba lo que escriba, las palabras serán escasas.


Una voz cálida, clara y llena de pasión, funde las palabras de amor de de San Juán de la Cruz en las notas de una guitarra y dos chelos. Nuestros Blauets se ponen de pie, con sus sotanas azules su formalidad es casi protocolaria, y así la capilla del Monasterio se llena de voces blancas que arropan a la maravillosa voz del trovador en su interpretación del Cántico Espiritual. Un nudo aprieta mi garganta y sin poder evitarlo las lágrimas llegan a mis ojos.

Soy de lágrima fácil, lo reconozco, pero lo que ayer consiguieron “nostres Blauets”, Amancio Prada y los chelos de Hillary Fielding y Carlos Cardinaal fue llevarnos de la mano de la música y la literatura hacia un camino mágico lleno de sentimientos.

Y para acabar la noche: “Adiós ríos, adiós fontes” y “Libre te quiero”. No se podía pedir más.

Al Sr. Ricard Terrades, director de la Escolanía de Lluc, agradecerle el trabajo realizado con ese estupendo conjunto de voces blancas que ayer demostraron estar a la altura de los grandes.

Gracias a todos ellos por una noche única.





jueves, 16 de octubre de 2008

Lo que se ha perdido - Fernando Pessoa


Lo que se ha perdido, lo que se debería haber perdido,
lo que se ha conseguido y ha satisfecho por error,
lo que amamos y perdimos y, después de perderlo, vimos,
amándolo por haberlo tenido, que no lo habíamos amado;
lo que creíamos que pensábamos cuando sentíamos;
lo que era un recuerdo y creíamos que era una emoción;
y el mar en todo, llegando allá, rumoroso y fresco,
del gran fondo de toda la noche, a agitarse fino en la playa,
en el decurso nocturno de mi paseo a la orilla del mar.

Foto: Mataleñas y faro de Cabo Mayor - Juán Carlos


miércoles, 15 de octubre de 2008

lunes, 13 de octubre de 2008

Ciber-relaciones.

“El lenguaje es lo más humano que existe. Es un privilegio del hombre. Cada palabra lleva consigo una vida, un estado, un sentimiento”
(Carmen Conde)


Cuando esto del Internet empezó a meterse en las casas si pedir permiso, yo era bastante escéptica a que funcionase. Lo cierto es que no soy muy amiga de “chismes” la prueba es que me sucedió lo mismo cuando los primeros teléfonos móviles interrumpían en todas las partes y a cualquier hora. “Una de tantas modas ya se pasará”, eso es lo que yo creía. ¡Ja! Si seré ingenua. Si a esto añadimos todas esas noticias que se escuchaban y, por desgracia se siguen escuchado, de pervertidos, depravados y desaprensivos que engañan de una manera u otra y destrozan definitivamente la vida de personas digamos “fáciles de manejar” bien por su joven edad, o porque están pasando un mal estado anímico, o porque están viviendo una dura soledad… Pues cada vez entendía menos que Internet fuese útil, al menos en lo que a relaciones sociales se refería. Vamos, imposible.

Soy de esas personas que no concibe la vida sin las relaciones directas, un beso, un abrazo, una caricia, el sonido de una voz haciendo compañía, la presencia silenciosa de una persona querida junto a mí… Eso no lo puede suplir ninguna máquina. Sigo pensando lo mismo, la base la tengo clara. Muy clara.

Pero ya se sabe, “renovarse o morir”. Así que caí en la trampa y me conecté. Tenía muy claro que sólo lo utilizaría como mero instrumento de información. Y así empezó todo. Por supuesto la información que buscaba era la relacionada con noticias de última hora y, cómo no, la relacionada con el mundo de la lectura. Y buscando novedades, fui a dar con la Web de una revista literaria que compro habitualmente. Dicha Web tenía un foro fantástico (digo tenía porque ahora es una penita, pero eso es “harina de otro costal”). Me registré en el foro, me presenté y pedí permiso para participar. La acogida fue cálida y amable. Pasado unos meses me dí cuenta de que además de compartir una afición, la lectura, y de intercambiar diferentes puntos de vista sobre libros y autores, allí se cocía algo más. Todavía no me daba mucha cuenta de qué era eso que me atraía tanto del foro, supongo que porque era novata, pero había personas que compartían una complicidad envidiable.

Hoy hace meses que, por causas ajenas a nosotros, muchas de las personas que formábamos parte de aquel foro hemos abierto el nuestro propio. No es sólo un foro de lectura. Definitivamente no. Es mucho más. Las personas que participan en él son gente cotidiana que madruga todos los días para ir al trabajo, que tienen hijos adolescentes cuya educación les preocupa, algunos se estrenan como padres. Personas completamente diferentes a las que ha unido una misma afición, pero que comparten o comprenden los problemas y anécdotas diarias de los demás porque, al fin y al cabo, también le une la lucha diaria por traer la felicidad a sus vidas. Son personas de valores sólidos, con un gran sentido de la responsabilidad pero que no se olvidan de poner un toque de humor a sus vidas.

Ya hace tiempo que lo siento pero hoy ha sucedido algo que me ha abierto definitivamente los ojos. Quiero a esas personas. Cada una a su manera se ha convertido en importante para mí. Me preocupa que un miembro de “nuestra casa” no esté bien y me emborracho de alegría cuando la vida les sonríe.
Así que ya ven, yo que pensaba que eso de las relaciones por Internet no podía llevar a ninguna parte… pues ahora me tengo que morder la lengua. Resulta que he conocido a un grupo de PERSONAS, así con las letras mayúsculas, por cuya amistad merece la pena luchar. Y sí, lo digo alto y claro: Las quiero.

A algunas ya las conozco físicamente, en nuestro primer encuentro no hubo novedades ni sorpresas. Simplemente puse cara y voz a todo lo que ya sabía. Espero no tardar en poner el resto de las caras y las voces que faltan. Ese día será único.

Para ti, que eres Alma auténtica.

domingo, 12 de octubre de 2008

Oda a una castaña en el suelo - Pablo Neruda.

Del follaje erizado
caíste
completa
de madera pulida,
de lúcida caoba,
lista
como un violín que acaba
de nacer en la altura,
y cae
terminado en secreto
entre pájaros y hojas,
escuela de la forma,
linaje de leña y de la harina,
instrumento ovalado
que guarda en su estructura
delicia intacta y rosa comestible.
En lo alto abandonaste
el erizado erizo
que, entreabrió sus espinas
en la luz del castaño,
por esa partidura
viste el mundo,
pájaros
llenos de sílabas,
rocío
con estrellas,
y abajo
cabezas de muchachos y muchachas,
hierbas que tiemblan sin reposo,
humo que sube y sube.
Te decidiste,
castaña,
y saltaste a la tierra,
bruñida y preparada,
endurecida y suave
como un pequeño seno
de las islas de América.
Caíste
golpeando
el suelo
pero nada pasó,
la hierba
siguió temblando, el viejo
castaño susurró como las bocas
de toda una arboleda,
cayó una hoja del otoño rojo,
firme siguieron trabajando
las horas en la tierra.
Porque eres
sólo
una semilla,
castaño, otoño, tierra,
agua, altura, silencio
prepararon el germen,
la harinosa espesura,
los párpados maternos
que abrirán, enterrados,
de nuevo hacia la altura
la magnitud sencilla
de un follaje,
la oscura trama húmeda
de unas nuevas raíces,
las antiguas y nuevas dimensiones
de otro castaño en la tierra.


Gracias a Wara, que me recordó esta oda.

sábado, 11 de octubre de 2008

Otoño.

Me encanta el otoño. Es la estación de los colores. Una sinfonía de rojos, verdes, amarillos, marrones y ocres para que nuestros ojos se recreen.

Con su llegada regreso a la serenidad, a la tranquilidad, a la calidez y dulzura de la lana, al café con leche de media tarde acompañando a una buena lectura o a una buena tertulia entre amigos.

Me gusta escuchar la lluvia golpeando en mi ventana, el silencio de un paseo por la playa, el crujir de las hojas al pisarlas, el canto del viento y el sonido de las ramas bailando al compás. Adoro ponerme un jersey de lana, el abrigo, bufanda, guantes y gorro, y salir a pasear por la ciudad sintiendo el frío en mi cara.

El otoño también trae regalos al paladar. Esta mañana, en el mercado, he visto que ya están aquí las primeras clementinas y setas. Pronto llegarán las nueces y las castañas.

Me gusta el otoño. Activa mis cinco sentidos.

sábado, 4 de octubre de 2008

Biblioteca Emilianense - San Millán de la Cogolla.

Los Monasterios de Suso y Yuso de San Millán de la Cogolla fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO el 4 de diciembre de 1997, por razones históricas, artísticas, religiosas, lingüísticas y literarias.

Fue entre los muros de este recinto monástico donde se escribieron las primeras palabras en lengua romance, lengua que tiempo después evolucionó en lo que hoy en día es nuestra lengua castellana.

También en San Millán fue donde escribió su obra el primer poeta en lengua castellana, Gonzalo de Berceo. “Los milagros de Nuestra Señora”, su obra cumbre, es la más delicada muestra de la literatura descriptiva medieval.

El monasterio de Suso (o de arriba) destacó desde sus comienzos, en el aspecto cultural, por su flamante escritorio, dueño de una buena y rica colección de manuscritos y códices, entre los que destacan el Códice Emilianense de los Concilios, datado en 992; la Biblia de Quiso, que lleva data del 664, o una copia del Apocalipsis, de Beato de Liébana y con la letra del siglo VIII, lo que le hace ser uno de los principales escritorios, si no el más notable, de la Edad Media Española. Nos encontramos en el período tal vez de mayor esplendor del monasterio. Es el marco en el que va a surgir la que hoy es la más antigua manifestación escrita de la Lengua Española.

En el S. XI el estudiante o predicador que encontraba dificultades de comprensión de alguna palabra o expresión en un texto o códice (así se denominan los libros manuscritos anteriores a la invención de la imprenta), hacía lo usual en todos los tiempos: anotaba al margen la traducción que la hacía comprensible. El texto que se leía es lo que se conoce como Aemilianensis 60 y las anotaciones aclaratorias las conocemos hoy como Glosas Emilianenses.


La grandeza de la Biblioteca Emilianense (situada en el Monasterio de Yuso, o de abajo) se debe más al mérito de algunas obras que en ella se guardan que al número de volúmenes que contiene. La sala destinada para biblioteca y su artística estantería no admite más de diez mil volúmenes. Los monjes que habían cursado estudios especiales para obtener grados académicos tenían su librería particular.

No todos los manuscritos que se encuentran en la biblioteca Emilianense fueron copiados en San Millán. Algunos pertenecían al fondo inicial del monasterio, otros fueron adquiridos por compra, permuta o donación. A medida que el cenobio de San Millán iba adquiriendo prestigio, bajo la protección de los reyes de Navarra, se le agregaron otros monasterios e iglesias que se ponían bajo la autoridad del abad cediéndole sus respectivos archivos. Por otra parte, debido a que la conservación de archivos no era muy alentadora y muchos archivos fueron enviados a San Millán para incorporarlos a la biblioteca central.

Fuente: Fundación San Millán de la Cogolla.
http://www.fsanmillan.org/

lunes, 29 de septiembre de 2008

Los formidables Kalandrian ( y II).

Dicen que "para muestra, un botón", yo he escogido dos.
El primero es el que corresponde a lo que muy bien define la contraportada, gamberra, cínica y disparatada (aunque esto último no lo tengo yo muy claro, la verdad).

“Lubo kalandrian, el célebre y muy prestigioso catedrático en psicología por la universidad de La Sorbona, inició en 1932 un exhaustivo estudio sobre el cuento de Caperucita, titulado El mito de Caperucita o la implicación del inconsciente colectivo en el entorno inmediato.

Estableció las siguientes conclusiones (se citan párrafos textualmente):

… Porque una señora que en lugar de acoger a la abuela enferma en su domicilio se limita a vestir a su propia hija de corta edad con una caperuza colorada y enviarla a través de un bosque habitado por lobos con una cesta de la merienda notablemente pesada es, como poco, una madre extraña. Incluso para un cuento.”


El segundo botón, es una parte que, por causas que no vienen al caso, me emocionó especialmente hasta el punto de que me obligó a interrumpir la lectura hasta el día siguiente.


“Cuando Hiro sintió que sus ojos se humedecían apartó la mirada de los crisantemos y depositó sus pinceles en un cuenco de porcelana, procurando no hacer ruido. Después cerró los párpados para percibir el origen de su tristeza, manteniendo la cabeza alzada.

Tardó apenas unos instantes en darse cuenta de que en aquel momento Allegra estaba dormida, razón por la cual su melancolía se había evadido de su férreo corazón y había impregnado la humedad ambiental, excepcionalmente elevada para aquella época del año.

Hiro se levantó pesadamente e inició el descenso por la estrecha escalera, separando mucho los pies para no quebrar los tablones de madera. Entró en la habitación de Allegra sin llamar a la puerta, se arrodilló junto a su cama y empezó a acariciarle el cabello. Allegra estaba llorando en sueños, y no se sorprendió al despertarse y sentir la suave y afable mano de Hiro posada en su frente.

“También he soñado que me acariciabas”, murmuró adormecida aún.”


Los formidables Kalandrian - Jorge Berenguer Barrera.

No puedo evitar alegrarme sin control ni objetividad alguna cuando a mis amigos les sonríe la vida. Me entran unas ganas terribles de salir a la calle y decir a todo el mundo “mirad, ahí va X, con un par”. Y en esas estoy ahora que no sé cómo me aguanto las ganas de coger un avión e ir a la ciudad de Jorge y gritar “¡Eh! Miren a Jorge, es la leche el tío”.

Si a mi me hubiesen publicado un libro no estaría tan eufórica. Cada vez que miro “Los formidables Kalandrian”, situado en un lugar privilegiado de mi librería se me pone cara de tonta… pero tonta de cursillo intensivo.

“Los formidables Kalandrian” fue finalista del I Premio Que Leer Volskwagen y, si no me equivoco, la única publicada por una editorial de peso, Lengua de Trapo. Por algo será, digo yo.

No se crean, la novelita, al igual que su otra obra “El ángel sin cielo”, se hizo de rogar antes de llegar a mis manos (creo que esto ya se está haciendo costumbre), todo el mundo la tenía, la habían leído, algunos hasta la habían comentado… y la pobre yo esperando con los dientes largos. Pero, como dice el refrán, “nunca es tarde si la dicha es buena”. En este caso la dicha ha sido mucho más que buena.

La contraportada del libro le define como gamberra, disparatada, cínica y cargada de humor negro. Totalmente de acuerdo. Desde luego al autor no le falta ni imaginación ni cachondeo. Pero lo que no dice la contraportada, es que lo que le sobra al autor es humanidad, sensibilidad y ternura. De esto tiene para dar a manos llenas.

La familia Kalandrian no toma la vida a pequeños sorbos, se la bebe entera de un trago y sin respirar. Seres superdotados en constante adaptación y mimetismo. Seres muy peculiares que se hacen entrañables y nos conquistan en cada página. Lo mismo sucede con el resto de personajes que forman parte de la historia de la familia Kalandrian, son magníficos.

Ya sé que he empezado diciendo que con el éxito de mis amigos no soy en absoluto objetiva (además es que no me da la gana serlo), pero háganme caso y lean “Los formidables Kalandrian”. Tengo el sexto sentido femenino muy agudizado y les puedo asegurar que no se arrepentirán, van a disfrutar como niños pequeños el día de Reyes.

¡Bravo Jorge! Te deseo un gran éxito.
.

miércoles, 17 de septiembre de 2008

Vivir como las flores.


- Maestro ¿qué debo de hacer para no molestarme? Algunas personas hablan demasiado, otras son ignorantes, algunas son indiferentes, siento odio por aquellas que son mentirosas y sufro con las que calumnian.

- Pues vive como las flores, advirtió el maestro.

- ¿Cómo es vivir como las flores?, preguntó el discípulo.

- Pon atención a esas flores, continuó el maestro señalando unos Lirios que crecía en el jardín. Ellas nacen en el estiércol, si embargo son puras y perfumadas. Extraen del abono maloliente todo aquello que les es útil y saludable, no permiten que lo agrio de la tierra manche la frescura de sus pétalos.

Es justo angustiarse con las propias culpas, pero no es sabio permitir que los vicios de los demás te incomoden. Los defectos de ellos son de ellos y no tuyos. Y si no son tuyos, no hay motivo para molestarse. Ejercita pues la virtud de rechazar todo el mal que viene desde fuera y perfuma la vida de los demás haciendo bien.

Eso es vivir como las flores.
.

domingo, 14 de septiembre de 2008

Espejos - Eduardo Galeano


La vida, sin nombre, sin memoria, estaba sola. Tenía manos, pero no tenía a quien tocar. Tenía boca, pero no tenía con quien hablar. La vida era una, y siendo una era ninguna.
Entonces el deseo disparó su arco. Y la flecha del deseo partió la vida al medio, y la vida fue dos.
Los dos se encontraron y se rieron. Les daba risa verse, y tocarse también.
.
Foto: El beso - Klimt
.

miércoles, 10 de septiembre de 2008

El cartel de Dalt Murada.

A veces me pregunto si además de placer, lo mío con la lectura no tiene también algo de adicción, digo esto, porque a veces cuando voy caminando, aunque lleve prisa, acabo parándome ante algún cartel simplemente para leer lo que pone.

La mayoría de las veces son anuncios, publicidad, nada especial. Pero otras, sucede que me encuentro con cosas curiosas, o anecdóticas, o realmente bonitas como un cartel de cerámica que descubrí hace años cuando llegué a la isla y fui a pasear por Dalt Murada.

El domingo pasado paseando, por los alrededores de nuestra bellísima catedral, aproveché que tenía en el bolso mi cámara y me acerqué de nuevo hasta él para hacerle una fotografía.

No sólo me gustó estéticamente sino también porque cuenta es parte de la historia de una de las familias artesanas del vidrio soplado en Mallorca.

.






sábado, 6 de septiembre de 2008

Libros y lectura en el refranero.

.
De todo inútil afán los libros te librarán.

Libro cerrado, maestro callado.

Libros, caminos y días dan sabiduría.

La buena lectura alegra la tristura.

La buena lectura distrae, enseña y cura.

Te cuadre o no te cuadre, prestar libros ni a tu padre.

Un buen libro es un tesoro, cada hoja un pan de oro.

El buen libro de las penas es alivio.

Libro prestado, perdido o estropeado.

Libro en el estante y guitarra en el rincón no hacen son.

Libro de lujo, libro sin uso.

Leña, libros, vino y amigos, los más viejos preferidos.

Para ser tonto, los libros son estorbo.

Leer y no entender es como cazar y no coger.

Leer y comer despacio se ha de hacer.

Ocio sin lectura, vida en sepultura.

viernes, 5 de septiembre de 2008

El viaje de San Raimundo


San Raimundo de Peñafort llegó a la isla de Mallorca acompañando al rey Jaime I con la intención de cristianizar la isla que, por aquella época, estaba dominada por el Islam.

Parece ser que el soberano era un poco crápula y mujeriego, y a pesar de que prometió al dominico que se enmendaría, no cumplió su promesa. El dominico, que no veía con buenos ojos los vicios de su majestad y dando por sentado que la cosa no tenía remedio, pidió al rey permiso para regresar a Barcelona. El rey no sólo se lo negó sino que además amenazó de muerte a quien ayudase al predicador a salir de la isla.

Cuenta la leyenda que Raimundo se acercó al puerto de Sóller, extendió su capa sobre el mar, ató un palo en uno de los extremos para que sirviese de vela y zarpó en esa “barca” hacia Barcelona. Se dice que hizo el trayecto Palma – Barcelona en 6 horas (lo cual no estaba nada mal para aquella época sobre todo si tenemos en cuenta que el barco rápido de Trasmediterránea hace la misma línea en 4 horas) y que la gente que le vio llegar le recibió entre aclamaciones. No me extraña, hoy en día hubiéramos enviado al puerto a la Orquesta Sinfónica para recibirle.

En el sitio donde desembarcó se construyeron una capilla y una torre.

Y todo esto lo contaban quienes lo vivieron aunque hay algún historiador incrédulo que cuestiona la veracidad de la historia. Digo yo que no será difícil de demostrar. Tan sólo tienen que mirar en los registros del llegada del puerto de Barcelona. El puerto de Sóller no puede ayudar puesto que de aquí salió de manera ilegal.

Y ustedes ¿qué creen?

He enviado a mi amiga Mayte esta leyenda para que también la pueda publicar en su blog. Espero que la disfrute.
.

martes, 2 de septiembre de 2008

Marionetas.




“En teoría, el proyecto de dar una educación a las clases trabajadoras es ya bastante equívoco y, en la práctica, sería perjudicial para su moral y su felicidad. Enseñaría a las gentes del pueblo a despreciar su posición en la vida en vez de hacer de ellos buenos servidores en agricultura y en los otros empleos a los que les ha destinado su posición. En vez de enseñarles subordinación les haría facciosos y rebeldes, como se ha visto en algunos condados industrializados. Podrían entonces leer panfletos sediciosos, libros peligrosos y publicaciones contra la cristiandad. Les haría insolentes ante sus superiores; en pocos años, el resultado sería que el gobierno tendría que utilizar la fuerza contra ellos".

Sir Joseph Banks (1743-1820)
Presidente de la Royal Society de Londres


Hoy leyendo el triste resultado de otra de tantas encuestas sobre la educación en España, me he acordado de que tenía guardado en mi "caja de recortes" un papelito con la opinión de cierta "eminencia" sobre las horribles consecuencias de dar educación al pueblo llano. Releyendo de nuevo esta aberración, he tenido la sensación de que los actuales gobiernos y sus ministerios de Cultura no lo dicen a viva voz pero ... ¿no da la sensación de que están llevando a la práctica la opinión de Sir Joseph Banks?.


Marionetas, estamos educando futuras marionetas.



jueves, 28 de agosto de 2008

Malentendidos.

En algún sitio leí que algunos malentendidos ocurren cuando no tenemos en cuenta los detalles de la situación comunicativa. Pues aquí la que escribe ha caído en la trampa.

El domingo día 24 de agosto, puse una entrada en el apartado “sabiduría popular” sobre el dicho mallorquín “El padre que tiene una hija, come coca”. Y mi amiga Elizq, me hizo un comentario muy simpático diciéndome que convendría aclarar lo de la “coca”. Gracias Elizq, menos mal que pasaste por aquí. Si no llega a ser por ti, ni se me pasa por la cabeza.

Pues eso, que ahí voy a aclarar lo de la “coca”.

Como estoy en Mallorca para mí la palabra “Coca” está incluida dentro del vocabulario de la exquisita gastronomía Balear. En las islas la coca es un plato típico y sabroso cuya base es una masa (hecha con harina, agua y sal), de forma rectangular que se cubre con diferentes ingredientes, generalmente verduras. Hay cocas saladas, preparadas con carnes y pescados, y también dulces (la de albaricoque es mi favorita).

Si de lo que hablamos de de las famosas “cocas de patata “, típicas de la localidad de Valldemossa, nos referimos a un bollo hecho de harina, patata, levadura, huevos y manteca y espolvoreado con azúcar. Son ideales para desayunar con un café con leche calentito.

Pues eso quede claro que, en las islas, “el padre que tiene una hija…COME BIEN, no esnifa!.
.

martes, 26 de agosto de 2008

La muerte - Kapunscinsky


Está aquí al lado
anda por aquí
no para de dar vueltas
siempre en movimiento
con su propia lista de direcciones


Tiene un corazón fuerte
no se queja del cansancio
no se deprime
no tiene tiempo para la hipocondría


un dechado de salud

Tiene una vista perfecta
no se puede contar con que no se dé cuenta
tiene una memoria formidable
no hay que esperar que puede que se olvide


es aplicada
se concentra
es muy precisa


la perfección desde todos los puntos de vista.


lunes, 25 de agosto de 2008


No digas de ningún sentimiento que es pequeño o indigno. No vivimos de otra cosa que de nuestros pobres, hermosos y magníficos sentimientos, y cada uno de ellos contra el que cometemos una injusticia es una estrella que apagamos.

(Hermann Hesse)

domingo, 24 de agosto de 2008

Un nuevo dicho mallorquín que he aprendido hoy.


"El padre que tiene una hija, come coca."

Y su otra versión....

"El padre que tiene un hijo, tiene dos pesetas."

viernes, 22 de agosto de 2008



La solitudine que tu m'ai regalatto
io la cultivo come una fiore.

Hoy un amigo me ha enviado esta preciosa estrofa de una antigua canción italiana. Gracias.

Foto: Rarindra Prakarsa - Yakarta

domingo, 17 de agosto de 2008

La canción del pirata - Espronceda





"Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar."


XXIV Trofeo Almirante Conde de Barcelona - Bahía de Palma.
.

jueves, 14 de agosto de 2008

Biblioteca de la Fundación March - Palma de Mallorca

Construido entre los años 1939 y 1944, el Palacio March ocupa una parte de los terrenos que antaño ocupaba el convento de Santo Domingo que ocupaba lo que hoy es la sede del Parlamento Balear, la calle Conquistador, las escalinatas de la catedral y la calle Palau Reial.

En el año 1970, el Palau March abrió sus puertas parcialmente al público para darle acceso a la biblioteca perteneciente al coleccionista de arte y mecenas Bartolomé March, hijo menor del banquero Joan March.

Especializada en temática balear, sus fondos bibliográficos y documentales abarcan desde el S. XIV hasta nuestros días y en sus estantes conserva más de dos mil manuscritos (códices y series de documentos autógrafos) y sesenta mil volúmenes de libros, publicaciones periódicas, opúsculos y otros impresos.

"Libro del arte de las comadres o madrinas y del regimiento de las preñadas y paridas de los niños" de Damiá Carbó. Impreso por Fernando Villaroel en 1541 e Palma de Mallorca.
Los historiadores consideran este libro como el manual más antiguo para comadres que se conserva en España y una de las primeras obras de obstetricia que se publicó en lengua vulgar en el S. XIV.


El original se conserva en la biblioteca del Palau March. En 1970 se imprimió una edición facsímil.


En la foto superior se puede ver a la izquierda parte de la sede del Parlamento Balear, en el cento el Palau March y al fondo la catedral de Palma.


NOTA:
Ya sé que hoy es jueves y las bibliotecas tocan en viernes, pero mañana día de la Mare de Deu d'agost, me voy a dar un paseo por la ciudad para disfrutar de las muchas esculturas de vírgenes yacentes que se conservan en diversas parroquias de Palma.
.

Canícula

La canícula del verano es corta pero intensa. Este refrán mallorquín mide su duración.



"La monja lo enciende y el santo lo apaga"


La monja es Santa Margarita (que creo no fue monja) cuya festividad se celebra el 20 de julio. El santo, San Bernardo, 20 de agosto.
.

viernes, 8 de agosto de 2008

El Crist del Noguer.

En la iglesia de la Concepción de Palma de Mallorca se encuentra una talla del S. XVI realizada en madera de nogal y que representa a cristo crucificado. Este Cristo es popularmente conocido en la ciudad como “El Cristo del nogal”. Forma parte de un retablo donde a través de la pintura se describe cómo fue hallado y los milagros que se le atribuyen.

Cuenta la leyenda que una monja del convento de Santa Margarita, quiso hacer una escultura del crucificado para lo que intentó comprar a la vecina de la calle Olmos, Catalina Nadal, un nogal que tenía en el huerto de su casa. Esta vecina no quiso vender el árbol porque, según ella, la cosecha de nueces era muy buena y le ayudaba con la economía de su casa.

Al año siguiente, el nogal de Catalina sólo dio una nuez y comprendiendo el mensaje, hizo avisar a la monja para darle el nogal.

Cuando los ebanistas comenzaron a cortar el árbol, descubrieron que en su interior había una preciosa talla de una sola pieza de un Cristo crucificado. Movidos por la curiosidad, los carpinteros abrieron la nuez que ese año había dado el árbol y vieron que en una de las mitades había la imagen de Nuestra Sra. De los Angeles, en el otro la de Cristo crucificado junto a San Juán y la Virgen.

Desde su descubrimiento El Crist del Noguer goza de gran veneración por todos los palmesanos.
Foto: Crist de Noguer - obtenida de http://fabian.balearweb.net/
.

sábado, 2 de agosto de 2008

Lectores de las fábricas de tabaco.

Una tradición en las fábricas de tabaco de Cuba es la del Lector, una persona que les lee a los obreros en voz alta mientras trabajan. Los lectores leen una variedad de textos, desde los periódicos hasta las novelas. Esta labor educativa no tiene análogos en otras partes del mundo salvo en aquellos países donde la llevaron los propios tabaqueros emigrados. El Sindicato Nacional de Trabajadores Tabacaleros reconoce que esta práctica no sólo entretiene y aumenta la producción, sino que además eleva el nivel intelectual.
Los lectores de tabaquerías comenzaron su labor pagados mediante una modesta cuota semanal entregada por los trabajadores, costumbre que perduró hasta el triunfo de la Revolución. En sus inicios, la lectura se realizaba por los trabajadores designados, los que se turnaban cada cierto tiempo. Pero pronto la lectura por turnos dejó de prevalecer, y el cargo de lector lo ocupó la persona que ganó esta plaza por oposición. Por medio del Presidente, se hacía una votación puesto por puesto y se sacaba por la mayoría. Generalmente era una persona instruida y educada a quien se le dispensaban grandes atenciones.

Partagás es la más antigua de las fábricas de cigarros de Cuba y en ella apareció por primera vez la figura del lector de tabaquería, profesión que se mantiene hasta la fecha y cuyo objetivo es el de leer en voz alta a los trabajadores.
.
Montecristo es, probablemente, la marca más conocida del mundo, las más apreciada y la más vendida, una referencia por la que se mide a todos los demás Habanos. Su nombre se origina en el personaje de la novela El Conde de Montecristo de Alejandro Dumas. El lector de tabaquería leía la novela a los Torcedores de la Fábrica de H. Upmann en la Habana, dónde se fundó la marca en 1935. Tal fue la aceptación de esta novela, que se decidió dar el nombre del protagonista de la novela a la nueva marca.

En las fábricas de tabaco en Tampa, Florida, los obreros perdieron el derecho de tener un lector cuando perdieron una huelga en los años 30. Antes de esa época, los obreros tabacaleros tenían un conocimiento de la gran literatura mundial, a pesar de que muchos de ellos eran analfabetos.
.

Libros miniados.

La palabra latina miniare se usaba para nombrar la pintura que ilustraba los libros manuscritos, códices o rollos de la Edad Media. En un principio designaba la operación de subrayar o pintar con un pigmento (el nimio) el título de una obra sobre todo la letra inicial del mismo, más tarde se aplicó a los adornos e ilustraciones. De este término, miniare, también procede la palabra miniatura que designa las iluminaciones de los libros medievales y que no se refiere al tamaño diminuto de la pintura.

El libro miniado era un don tan preciado que condicionaba la elección de consorte para el día de la boda.

En España, el monasterio de Guadalupe guarda un Museo de los libros miniados.
Foto: Libro del consolat de mar (detalle).

jueves, 31 de julio de 2008

Los Pazos de Ulloa - Emilia Pardo Bazán.

"Era a semejante hora la rectoral de Naya un infierno culinario, si es que los hay. Allí se reunían una tía y dos primas de don Eugenio -a quienes por ser muchachas y frescas no quería el párroco tener consigo a diario en la rectoral-; el ama, viejecilla llorona, estorbosa e inútil, que andaba dando vueltas como un palomino atontado, y otra ama bien distinta, de rompe y rasga, la del cura de Cebre, que en sus mocedades había servido a un canóigo compostelano, y era célebre en el país por su destreza en batir mantequillas y asar capones. Esta formida guisandera, un tanto bigotuda, alta de pecho y de ademán brioso, había vuelto la casa de arriba abajo en pocas horas, barríendola desde la víspera a grandes y furibundos escobazos, retirando al desván los trastos viejos y empeando a poner en marcha el formidable ejército de guisos, echando a remojo los lacones y garbanzos y revisando, con rápida ojeada de general en jefe, la hidrópica despensa, atestada de dádivas de feligreses: cabritos, pollos, anguilas, truchas, ollas de vino, manteca y miel; perdices, liebres y conejos, chorizos y morcillas. Conocido ya el estado de las provisiones, ordenó las maniobras del ejército: las viejas se dedicaron a desplumar aves; las mozas, a fregar y dejar como el oro peroles, cazos y sartenes y un par de de mozancones, uno de ellos idiota de oficio, a desollar reses y limpiar piezas de caza.
Si se encontrase allí algún maestro de la escuela pictórica flamenca, de los que han derramado poesía del arte de la prosa de la vida doméstica y material, ¡con cuanto placer vería el espectáculo de la gran cocina, la hermosa actividad del fuego de leña, que acariciaba la panza reluciente de los peroles; los gruesos brazos del ama confundidos con la carne, no menos rolliza y sanguínea, del asado que aderezaba; las rojas mejillas de las muchachas, entretenidas en rozar con el idiota, como ninfas con un sátiro atado, arrojándose entre el cuero y la camisa puñados de arroz y cucuruchos de pimiento! Y momentos después, cuando el gaitero y los demás músicos vinieron a reclamar su parva o desayuno, el guiso de intestinos de castrón, hígado y bofes, llamado en el país mataburrillo, ¡cuán digna de su pincel encontraría la escena del rozagante apetito, de expansión del estómago, de carrillos hinchados y tragos de mosto despabilados al vuelo, que allí se representó entre bromas y risotadas!"

Esto es sólo una muestra de tantas con las que he disfrutado esta semana leyendo "Los pazos de Ulloa". Como siempre un auténtico placer leer a Dª Emilia Pardo Bazán, una mujer, una señora, grande donde las haya.

.

domingo, 20 de julio de 2008

Yo te nombro - Nacha Guevara

Hoy leyendo la prensa, me he asustado, me he indignado, me entristecido por mi familia, por mis vecinos, por mis amigos, por mi gente, por mi pueblo.

Hoy he recordado esta preciosa canción de Nacha Guevara, y buscándola en Youtube he encontrado este precioso vídeo.

Se lo dedico al pueblo de Noja (Cantabria).

Soy paz, soy pan, soy más - Mercedes Sosa



Vamos, decime, contame
todo lo que a vos te está pasando ahora,
porque sino cuando está el alma sóla llora
hay que sacarlo todo afuera, como la primavera
nadie quiere que adentro algo se muera.
Hablar mirándose a los ojos
sacar lo que se puede afuera
para que adentro nazcan cosas nuevas.
.

El ángel sin cielo - Jorge Berenguer Barrera

“Algunos humanos, los menos reflexivos, me envidian a causa de mi condición de inmortal. No es que amen la inmortalidad, en absoluto, es sólo que temen a la muerte.
Pero es sólo porque no la conocen.
La inmortalidad es un mar sin orillas, y el inmortal en un navegante ciego, un viajero sin puertos.”

Ambientada en los siglos de la dominación romana, la historia narra las vivencias de Excato, un ángel expulsado del Paraíso y condenado a vivir eternamente entre los hombres. En este viaje eterno Excato transporta dos pesadas cargas: el deseo constante de poder volver a ser mortal y el deseo de encontrar a su amada Elia, un ángel femenino también castigado a la inmortalidad.

El libro me lo regaló su autor, cuando le avisé de que lo había recibido me dijo: “Le tengo mucho afecto a esa novela. No es nada del otro mundo, pero ya verás que tiene cosas muy bonitas.”

Y porque creo que también me le regaló con mucho cariño, le he leído con ese mismo cariño y mucho respeto. Quienes tenemos la costumbre, mejor dicho el vicio, de la lectura, a menudo caemos en el mal hábito de leer demasiado deprisa. En mi caso este hábito suele estar provocado por dos causas: una que ya quiero empezar el libro que tengo pendiente para cuando acabe el que actualmente tengo entre manos, la otra por que lo que estoy leyendo no me está motivando demasiado y quiero acabarlo rápido. Así que cuando acabé la lectura que tenía entre manos, dejé pasar tres días para tener la cabeza despejada antes de comenzar “El ángel sin cielo”. Le he leído despacito, sin prisa, saboreando, releyendo capítulos, parándome a pensar en frases y sentencias que unas veces me han llevado a la duda y otras a la afirmación.

Hoy he acabado de leer una magnífica historia. Y lamento contradecirle Sr. JB pero su libro no tiene “cosas bonitas”. Su libro es bonito en su totalidad. Desde su portada, esa cara sin forma con ojos de mirada infinita que me observaban fijamente cada vez que me acercaba al libro, pasado por el argumento y por la época en que ha desarrollado la historia.

No soy crítica literaria ni lo pretendo (la verdad es que no me fío mucho de los críticos). Sólo soy una persona que no concibe su día a día sin un libro, por lo tanto lo que me provoca una lectura y la opinión que tengo de los libros que he leído es asunto totalmente personal.

Sr. JB, me ha gustado, me ha gustado mucho. El libro está lleno de sentimientos, el equilibrio entre los actos de amor y los de odio y venganza es perfecto. Los personajes inmortales se convierten en reales, creíbles, les he odiado, les he querido, les he justificado, les he condenado…

Hay quien considera “El ángel sin cielo” como novela histórica, yo he leído una preciosa novela de amor, de sentimientos, de amistad, de fidelidad, de venganza de justicia.

“Hemos sido capaces de amarnos y hemos dejado muchas cosas el uno en el corazón del otro, cosas que ya no se irán nunca de allí. Elia siente que ya no la retengo junto a mí, tal vez por eso decida quedarse para siempre.”

También Excato ha dejado muchas cosas en mi corazón.

Sr. Jorge Berenguer Barrera, gracias.

P.D. Estoy inscrita en el Reto de Lectura 2008, con su permiso inscribo “El ángel sin cielo” como lectura para Bélgica. http://www.meribelgica.com/reto2008/index.php