jueves, 28 de agosto de 2008

Malentendidos.

En algún sitio leí que algunos malentendidos ocurren cuando no tenemos en cuenta los detalles de la situación comunicativa. Pues aquí la que escribe ha caído en la trampa.

El domingo día 24 de agosto, puse una entrada en el apartado “sabiduría popular” sobre el dicho mallorquín “El padre que tiene una hija, come coca”. Y mi amiga Elizq, me hizo un comentario muy simpático diciéndome que convendría aclarar lo de la “coca”. Gracias Elizq, menos mal que pasaste por aquí. Si no llega a ser por ti, ni se me pasa por la cabeza.

Pues eso, que ahí voy a aclarar lo de la “coca”.

Como estoy en Mallorca para mí la palabra “Coca” está incluida dentro del vocabulario de la exquisita gastronomía Balear. En las islas la coca es un plato típico y sabroso cuya base es una masa (hecha con harina, agua y sal), de forma rectangular que se cubre con diferentes ingredientes, generalmente verduras. Hay cocas saladas, preparadas con carnes y pescados, y también dulces (la de albaricoque es mi favorita).

Si de lo que hablamos de de las famosas “cocas de patata “, típicas de la localidad de Valldemossa, nos referimos a un bollo hecho de harina, patata, levadura, huevos y manteca y espolvoreado con azúcar. Son ideales para desayunar con un café con leche calentito.

Pues eso quede claro que, en las islas, “el padre que tiene una hija…COME BIEN, no esnifa!.
.

3 comentarios:

elizq dijo...

Si mi padre hubiera sabido eso, seguro que hubiéramos emigrado a las islas, tengo seis hermanas ;-)

AlmaLeonor dijo...

¡Hola!
¡¡Hay que ver lo que tiene el idioma!!! jajajajjaja

Además la palabra Coca, tiene mucho jugo. Mira sino, lo que ha pasado con tu comentario, jajajjaja, esa frase en los EEUU sería calificada de "alto riesgo", jejejje

Pero también la palabra "coca" se utiliza para abreviar "cocacola" y se oye mucho en todas partes. Además, aunque no se sea de Mallorca, a poco que se lea o se oiga algo de cocina, se sabe que la "coca" es un plato típico mallorquín. Y ya de colofón, una amiga me contó que en Bolivia, al bajar del avión en La Paz les ofrecieron una bebida de "coca" (esta vez la "auténtica") para contrarrestrar el mal de altura. Come ves puede ser de lo más inofensiva.

Eso si, lo de las "dos pesetas" es un golpe bajo, jajajjajaja

Besos.AlmaLeonor

Anjanuca dijo...

Pues entonces guardo el secreto Elizq :)

Alma, en el "noble país hermano" me hubieran cerrado el blog. Yo tengo una amiga que se trajo de Perú bombones de coca y unas bolitas para preparar infusión. Todos los días después de comer le daba un "Té" a su suegra para que se durmiese y la dejase tranquila un rato.