viernes, 12 de diciembre de 2008

A MEXICO - Con cariño.

Quienes me conocen saben que tengo auténtica debilidad por la música mejicana. No hay que insistir mucho para que me arranque a cantar una ranchera o un corrido. Las canto en las comidas de amigos y familia, mientras paso la aspiradora, en la ducha, a pleno pulmón, dulcemente o con apasionado desgarro.

No puedo evitar llorar, reír, emocionarme con esas historias de amor, desamor, traiciones, olvidos, venganzas, de valientes y elegantes caballos…

Cuando me regalaron mi primer tocadiscos a los 14 años, uno de color verde- tipo maletín- cuyo altavoz estaba en la tapa, venía acompañado de dos LP. Uno de Jorge Negrete, el otro de Vicente Fernández. En ese momento me enamoré perdidamente de esa música (y de los dos cantantes ¡qué guapos!) y a partir de ahí y hasta el día de hoy he comprado toda la música mejicana que se ha cruzado en mi camino. Puedo decir que poseo una gran colección de rancheras, corridos mejicanos, corridos villistas, guapangos y, recientemente descubiertos gracias al Sr. Reverte y su libro La Reina del Sur, narcocorridos.

Aunque ya se acaba el día, hoy festividad de Nuestra Sra. De Guadalupe dedico un pequeño homenaje a este país que me ha regalado una de mis mayores pasiones. La canción, un clásico, es "No volveré". Cantan dos grandes: Vicente Fernández y Ana Gabriel.

Recuerdo que en esta casa entró alguien cuyo perfil decía ser de México, vaya también por él. Y vaya con especial recuerdo por todos mis amigos mejicanos: los que están allí y los que están aquí.

6 comentarios:

Anderea dijo...

Anjanuca,

creo que hubiera escuchado más agusto a cualquiera de ellos por separado. Vaya voces. Aunque me gusta más la de él.

A mi padre le "pirraban" Aceves Mejías, Negrete...

Cuando en casa queremos hacer unas risas, empezamos con aquello de "¡Arráncate, Manuel, con un grito de esos que tú sabes!" Y en el segundo "¡Ay!", si no está mi hermano el pequeño (que es buen cantante y se toma en serio esto de la ranchera...), las carcajadas empiezan a ser contagiosísimas.

"En el tren de la ausencia me voy..."

Mira que son canciones dramáticas y preciosas...

Gracias, Anjanuca.

Balovega dijo...

A mi me llego la música mexicana a través de mi mamá que le encantaba, recuerdo de pequeña que ella siempre ponía música de rancheras... y así aprendí apreciar esa música.. Mis felicitaciones a todos los mexicanos y su lindisima Virgen de Guadalupe.

Siento no haber pasado tu casa antes.. pero estos días estoy hasta arriba de trabajo y aprovecho los fines de semana para veros a todos...

Un besote grandote y feliz fin de semana...

Anderea dijo...

Anjanuca,

me he pasado buena parte del día cantándome intermitentemente (en el metro, mientras esperaba a que me cobraran en la caja de esos grandes almacenes, cuando iba de camino a...) canciones mejicanas.

He recordado la sencación que he tenido en muchos momentos de mi vida en que las he cantado con sentimiento ("la vida es la ruleta en que apostamos todos, y a ti te había tocado no más las de ganar...", "yo sentí que mi vida se perdía en un abismo profundo y negro como mi suerte..."), como tú describes: con la familia, los amigos y amigas, en la ducha...

Vaya, que si no fuera porque canto fatal y me lo invento todo (música y letra), me arrancaría ahora mismo con una buena ranchera, bien desgarrada, contigo y con quien anduviera por este blog y tuviera ganas de acompañarnos.

Sí señor. He dicho.

Gracias por hacer, aun sin pretenderlo, que haya recordado a mi padre y que haya vuelto a tener ganas de cantar, "a pleno pulmón", mi tristeza.

Un abrazo.

Anjanuca dijo...

Balovega: Mis padres también ponen música mejicana en casa a todas horas.

Anderea: Jajaja, así que hoy has tenido un día charro. Pues si no has podido evitarlo es que los recuerdos han sido entrañables.
Vicente Fernández es indiscutiblemente uno de los grandes y Ana Gabriel pertenece a la nueva generación. Me pareció buena idea poner un video en que ambas generaciones comparten la misma música.

Un besuco a las dos.

Moisés Pellicer Carrasco dijo...

bonito homenaje¡¡. Siempre me ha llamado la atención la musicalidad que trasmiten los mariachis, aunque no soy nada entendido en ranqueras. Gracias por esta entrada. Voy a buscar unas cuantas y a escucharlas.
saludos

Anjanuca dijo...

Hola Moisés, pues a disfrutar de la búsqueda.

Te recomiendo que escuches a Dª Lola Beltrán.

Besuco