sábado, 27 de marzo de 2010

Me voy de milonga.

Con su permiso, voy a limpiar mis preciosas sandalias rojas de tango, hechas a medida en Buenos Aires, concretamente en Victorio, y después una duchita relajante, maquillarme, y ponerme guapa. Hoy hay milonga, me voy a bailar Tango.

Os dejo este precioso corto. Si, si, la historia es un poco triste pero ya lo dijo el gran maestro Discépolo: "El Tango es un sentimiento triste que se baila."

Que disfrutéis el fin de semana tanto como lo pienso hacer yo.

5 comentarios:

Cantares dijo...

El corto es una maravilla.
Que tengas un lindo fin de semana. Besos

Anderea dijo...

Ché, que lo disfrutés. O así. ¡que lo pases de primera, preciosa!

Un muxuku.

Balovega dijo...

Hola niña...

Disfruta mucho el fin de semana, ya nos contaras que tal fue el tango..

Un gran besote de linda noche.. y bellos domingo

Anjanuca dijo...

Chicas, recién llego de la milonga. Entre Tango, milongas y valsecitos criollos me han crecido los pies como tres tallas.

Cantares, a mi también me pareció una maravila. Ya te pondré otro que tengo también muy lindo.

Anderea, ¿vos también hablás argentino? :)

Balo, que tu fin de semana sea también hermoso.

Besucos para las tres.

Anderea dijo...

¡Qué envidiaaaa!

Menos lo de los pies hinchados.

Besos.