viernes, 12 de marzo de 2010

Adiós a Miguel Delibes.

delibes2

Hoy nos ha dicho adiós uno de los grandes escritores que forman parte de la Historia de la Literatura. Su vida, como su prosa, fue espartana, limpia y castellana.

“El arco que se abrió para mí en 1948 al obtener el Premio Nadal, se cierra ahora, en 1994, al recibir de manos de Su Majestad —a quien agradezco profundamente esta deferencia— el Premio Cervantes. En medio quedan unos centenares de seres que yo alenté con interesado desprendimiento. Yo no he sido tanto yo como los personajes que representé en este carnaval literario. Ellos son, pues, en buena parte, mi biografía.”

(Palabras de Miguel Delibes en su discurso al recibir el Premio Cervantes).

La primera novela de Miguel Delibes que leí fue “El camino” y tuve que leerla para hacer un comentario de texto que formaba parte de un examen de literatura en 7º de E.G.B. Más tarde, y ya por propia voluntad y placer, leí “Las ratas”, “La sombra del ciprés es alargada”, “Diario de un cazador”, “La hoja roja”, “El hereje”, “Señora de rojo sobre fondo gris”, “Cinco horas con Mario”, “Tres pájaros de cuenta y tres cuentos olvidados”… Los personajes de estas novelas son su biografía y también el gran legado que deja al mundo.

Comparto esta adoración por la literatura de Miguel Delibes con mi padre que también es un hombre sencillo de pueblo, cazador y amante de la naturaleza. A veces, en fechas señaladas como su cumpleaños, cuando no sé que regalarle y le digo “papá, dame ideas ¿Qué quieres que te regale?” siempre contesta lo mismo: “No sé, si yo no necesito nada. Bueno, si quieres, un libro de Delibes”. Son muchos los momentos de buena conversación, cambio de impresiones y aprendizaje que han surgido entre esta hija y su padre a causa de los libros de Delibes. Por ello y por el disfrute y placer personal que me ha regalado la lectura de sus novelas…

Gracias Don Miguel.

8 comentarios:

Juan Nadie dijo...

Grande Miguel Delibes, y auténtico. "Hombre sencillo de pueblo". Sí

Anderea dijo...

Gracias por esta entrada, Anjanuca.

La sencillez.

Cantares dijo...

Que descanse en paz.
Te comprendo, uno ama a los escritores y cuàndo sus familiares figuras se van, nos dejan sus obras y un hueco en el corazòn porque llegamos a quererlos intensamente.
Beso grande

Amio Cajander dijo...

Grande, el tiempo lo hará aún más.
Espero que con su paso a la historia no se olvide su modestia, su sencillez y su sincera narrativa.

El tejon dijo...

Tristes por la perdida de Delibes y "Gabo" que está muy enfermo.

Anjanuca dijo...

Juan Nadie, Anderea, teneis razón. Sencillez es la palabra que mejor le define tanto a nivel personal como profesional. Sencillez castellana.

Si Cantares, supongo que hay artistas a los que se llega a amar a través de su obra. Quizás porque en esa obra se intuye el tesoro que nos están regalando.

¿Sabes Amio? tambien he pensado en lo que dices. Espero que ningún advenedizo quiera dar de él una imagen equivocada.

¡No fastidies Tejón! Espero que García Márquez no nos deje aún.

Besucos a todos.

Balovega dijo...

Hola niña...

Se marcho el hombre pero nos quedan sus grandes obras literarias..y mientras que leamos sus libros el perdurará entre nosotros.

Un abrazo de buena semana

Jose Manuel dijo...

Descanse en paz este magnifico escritor