jueves, 5 de noviembre de 2009

Cuki.

Para Lili Devo, una magnífica pintora que
tiene una paleta llena de colores y magia.


Cuki, el duende, vive en un hermoso jardín. Al final de una larga y hermosa avenida de Coihues, Ñires y Guindos se vislumbran un campo de Acacias Mansas y Ceibos Chaqueños rodeando pequeños parterres de flores de mil tonalidades.

El jardín cobra vida cada mañana cuando el coro de Calandrias, Churrinches, Cardenales y Benteveos, interpretan sus melodías para que miles de mariposas comiencen su danza multicolor alrededor de las flores. La brisa pide permiso a Cuki para sacar a bailar a los árboles que agitan rítmicamente sus ramas y las flores se inclinan con respeto y el duendillo aplaude al bello ballet.

Al anochecer Cuki se retira a descansar a su cálido refugio dentro del tronco del milenario Arce de Azúcar que preside majestuoso el centro del jardín. Algunas noches su habitación se ilumina de una forma especial. En esas noches, en que una luz mágica baña de plata el jardín, Cuki se viste con sus mejores galas: su pantalón de rayas azules y rojas hecho con pétalos de gladiolo y rosas, su camisa blanca de pétalos de jazmín, y su sombrero de violetas. Escoge de entre todas las flores la más bella y corre feliz a recibir a su amiga la luna que viene a contarle un cuento antes de dormir.



Cuadro: "Cuki".
Artista:
Lili Devo

3 comentarios:

Wara dijo...

¿Dices una paleta de colores y magia? Ay, por lo que veo, yo diría que un caldero de magia entero... ¡Precioso!

Un abrazo.

Balovega dijo...

Hola niña...

Pensaba "este es el penúltimo comentario de hoy y me voy a dormir", y que mejor irse a dormir con un bello cuento.. gracias..

Besotes de lindo amanecer.. muakksss

Anjanuca dijo...

Wara, con la magia del pincel de Lili y la magia de tu pluma, saldría un libro de cuentos maravilloso.

Balo, qué bonita aquella época en que nos contaban un cuento antes de dormir ¿verdad?.

Besucos a las dos.