sábado, 21 de noviembre de 2009

Aburrirme ¿YO?.

No sé qué día de esta semana (no, no tengo Alzheimer es que la agenda de esta semana ha estado apretada), cenando en casa de unos amigos, alguien me tomaba el pelo porque cada vez que me llama me encuentra fuera de casa: “Eres un culo inquieto, desde luego tú no te aburres”. Mira que “provocarme” a mí de esa manera…. Buena le cayó.

- Pues no, yo no me aburro. Otra cosa es que haya muchas cosas, y alguna que otra persona, que me aburren soberanamente pero aburrirme ¿yo?…. Eso, señores, nunca.

Es imposible que me aburra porque se me ocurren mil cosas para ocupar mi tiempo: un curso, la piscina, mis clases de tango, una exposición, una conferencia, un paseo por la ciudad, una excursión al campo (Ahhh el campo en otoño, divino), hacer esas fotografías, los amigos… Y, por supuesto, un libro.

¡Pero vamos a ver! ¿Cómo puede alguien aburrirse habiendo libros? A mí que me lo expliquen porque, por más vueltas que le doy, no lo puedo entender. ¡Aburrirse! Pero ¿eso qué es? Y no me digan que lo busque en el diccionario, seguro que ninguno de los míos no tienen esa palabrota ;)

Y salió la réplica (lo reconozco, culpa mía que lo puse a huevo):

- Ya bonita, ¿y a los que no nos gusta leer?

- Pues a los que no os gusta leer, primero os diría que no sabéis lo que os perdéis pero, puesto que ya tenemos todos una edad mala para soportar cambios dramáticos en nuestras vidas…, seguro que hay alguna otra cosa que os gusta hacer yo qué se: maceteros de macramé, puzzles,
jugar con las moscas... ¡Ea! A buscarse una afición pero aburrirse… eso es perder el tiempo.

Y así siguió la conversación un rato más hasta que fue tomando otros rumbos, unos más trascendentales que otros, entre risas, cafés y algún que otro gin-tonic.

Hoy, este amigo que me tomaba el pelo me ha enviado un correo electrónico con este archivo adjunto:





Y me he reído a gusto no sólo por la viñeta, Forges siempre me ha parecido brillante, sino porque el “asunto” del correo decía: “Tú ganas: para ti la perra gorda.”

Nota, por si acaso:
Una “perra gorda” no es una caniche con problemas de obesidad mórbida. Popularmente se conocía así a la moneda de 10 céntimos de peseta. Y si queréis saber por qué podéis informaros aquí.

13 comentarios:

Amio Cajander dijo...

Estoy contigo pero he de reconocer que hay aburrimientos interesantísimos. Hay que reservar tiempo para "no saber que hacer"... y entonces, respirar, reposar, observar, y comenzarán a surgir cosas que de otra manera estarían selpultados por las actividades "programadas".

Lo que si que no tiene sentido es el "aburrimiento patológico" ese querer hacer muchas cosas y no saber qué... y esperar que alguien lo encuentre por ti...

Anjanuca dijo...

Yo también estoy contigo, Amio. Saber para de vez en cuando, "No hacer nada" también es importante y, muchas veces, nesario.

Yo al aburrimiento que me refiero es ese que tú llamas "patológico", el que provoca esa frase de queja "¡Jo! me aburro".

Buen fin de semana.
Besucos.

fermin dijo...

Si los libros. Lastima que el presupuesto no llegue para tanto como uno quisiera. Y no me hables de las bibliotecas que tu no conoces la de Valls.
La perra gorda y la perra chica, los dos reales... Cuanto ha llovido.
Saludos, Anjanuca inquieta.

Anjanuca dijo...

Si que son caros, Fermín. Pero tú también haces cosucas, que a veces leo en tu casa unas excursiones....

Buen fin de semana, paisanuco.
Besucos.

El tejon dijo...

Aburrirse con todo lo que hay que hacer,un semillero,podar,una caminata,leer,escuchar musica y algunos hasta trabajan.
Un beso.

Amio Cajander dijo...

huy, mira lo que he leído hoy en la prensa... viene a "güevo"

"P:Actividades hay muchas pero, cuando no hay actividad, ¿hay fórmulas para gestionar el aburrimiento?

R:Es una pena no saber aburrirse. Si uno no se aburre no sabrá gestionar su tiempo libre. Previo al aburrimiento se abre un periodo de reflexión y, a partir de ahí, salen las ideas. Se trata de generar creatividad y darles autonomía porque hay que solucionar un malestar y deben hacerlo ellos solos, sin dirigirlos; a continuación vendrá la creación de un esquema de solución de problemas."

Anjanuca dijo...

Tejón, ¿y los paseos por el monte?.

¿Nos habrá leído la Nani, amio?. Viene que ni "pintao".

Wara dijo...

Alguien escribió que un libro es como tener un jardín en el bolsillo (cito de memoria y quizás varíe), así es que, qué lindos paseos nos esperan, ¿no?

Besos.

Anjanuca dijo...

Los más maravillosos, Wara, los paseos más maravillosos.

Besucos.

Senovilla dijo...

Lo de las moscas ha causado furor en mis peques,ja,ja,ja, están deseando que sea verano.

Te cuento como tenemos acuario y peces tragones, las que cazábamos se las comían, así que imagina el cachondeo con las fotos y los peques.

Un abrazo, ya voy cogiendo el truco a esto del Mac as que espero estar al 100 % pronto.

Anjanuca dijo...

Senovilla, hay que reconocer que lo de las moscas es genial. Esta mañana había una en mi cocina y me he sorprendido a mí misma sonriendo maliciosamente, jajaja.

Buen fin de semana.

Balovega dijo...

Hola mi niña.. te soy sincera y lo digo de corazón .. No tengo idea que es eso del aburrimiento!!.. Para mi el día debería tener mas horas para poder hacer lo que me gusta, ya que no tengo tiempo ni para respirar.

Besotes

Anjanuca dijo...

Balo, mujer, como dice el refrán "Ni tanto que se queme el santo, ni tan poco que no alumbre". Toma nota del primer comentario de Amio, es un sabio consejo.

Besucos.