viernes, 4 de julio de 2008

Discépolo

"El Tango es un sentimiento triste que se baila"

Hace años leyendo un artículo sobre el Tango, me topé con esta definición que del mismo hacía el poeta argentino Discépolo.
Desde que hace dos años se cruzó en mi camino Norma Navarro, antigua profesora de la Universidad del Tango de Buenos Aires, y empecé a asistir a sus clases, me he dado cuenta que es la mejor definición del Tango que nadie ha realizado jamás.
Un sentimiento que se baila en silencio, concentrados en una cómplice intimidad, en un abrazo que funde dos cuerpos en uno. No hace falta mirar, sólo sentir y un cuerpo llevará al otro, insinuándose sensualmente, hacia los pliegues del bandoneón. Un viaje hacia el interior del otro, la seducción no verbal.

3 comentarios:

Anderea dijo...

¿Quizá por eso sea un sentimiento triste que se comparte, como una especie de desesperación cómplice que os arrastra?

Siempre he pensado que, si no se interpreta, debe ser difícil separarse al final.

Anderea dijo...

Veo de nuevo la foto y me pregunto si ella eres tú.

Anjanuca dijo...

Jajaja, no la de la foto no soy yo. Aunque no me importaría subirme a una mesa con un pibe como ese.

El sentimiento triste está en la letra y en la música, en el baile sólo hay seducción.