domingo, 20 de julio de 2008

El ángel sin cielo - Jorge Berenguer Barrera

“Algunos humanos, los menos reflexivos, me envidian a causa de mi condición de inmortal. No es que amen la inmortalidad, en absoluto, es sólo que temen a la muerte.
Pero es sólo porque no la conocen.
La inmortalidad es un mar sin orillas, y el inmortal en un navegante ciego, un viajero sin puertos.”

Ambientada en los siglos de la dominación romana, la historia narra las vivencias de Excato, un ángel expulsado del Paraíso y condenado a vivir eternamente entre los hombres. En este viaje eterno Excato transporta dos pesadas cargas: el deseo constante de poder volver a ser mortal y el deseo de encontrar a su amada Elia, un ángel femenino también castigado a la inmortalidad.

El libro me lo regaló su autor, cuando le avisé de que lo había recibido me dijo: “Le tengo mucho afecto a esa novela. No es nada del otro mundo, pero ya verás que tiene cosas muy bonitas.”

Y porque creo que también me le regaló con mucho cariño, le he leído con ese mismo cariño y mucho respeto. Quienes tenemos la costumbre, mejor dicho el vicio, de la lectura, a menudo caemos en el mal hábito de leer demasiado deprisa. En mi caso este hábito suele estar provocado por dos causas: una que ya quiero empezar el libro que tengo pendiente para cuando acabe el que actualmente tengo entre manos, la otra por que lo que estoy leyendo no me está motivando demasiado y quiero acabarlo rápido. Así que cuando acabé la lectura que tenía entre manos, dejé pasar tres días para tener la cabeza despejada antes de comenzar “El ángel sin cielo”. Le he leído despacito, sin prisa, saboreando, releyendo capítulos, parándome a pensar en frases y sentencias que unas veces me han llevado a la duda y otras a la afirmación.

Hoy he acabado de leer una magnífica historia. Y lamento contradecirle Sr. JB pero su libro no tiene “cosas bonitas”. Su libro es bonito en su totalidad. Desde su portada, esa cara sin forma con ojos de mirada infinita que me observaban fijamente cada vez que me acercaba al libro, pasado por el argumento y por la época en que ha desarrollado la historia.

No soy crítica literaria ni lo pretendo (la verdad es que no me fío mucho de los críticos). Sólo soy una persona que no concibe su día a día sin un libro, por lo tanto lo que me provoca una lectura y la opinión que tengo de los libros que he leído es asunto totalmente personal.

Sr. JB, me ha gustado, me ha gustado mucho. El libro está lleno de sentimientos, el equilibrio entre los actos de amor y los de odio y venganza es perfecto. Los personajes inmortales se convierten en reales, creíbles, les he odiado, les he querido, les he justificado, les he condenado…

Hay quien considera “El ángel sin cielo” como novela histórica, yo he leído una preciosa novela de amor, de sentimientos, de amistad, de fidelidad, de venganza de justicia.

“Hemos sido capaces de amarnos y hemos dejado muchas cosas el uno en el corazón del otro, cosas que ya no se irán nunca de allí. Elia siente que ya no la retengo junto a mí, tal vez por eso decida quedarse para siempre.”

También Excato ha dejado muchas cosas en mi corazón.

Sr. Jorge Berenguer Barrera, gracias.

P.D. Estoy inscrita en el Reto de Lectura 2008, con su permiso inscribo “El ángel sin cielo” como lectura para Bélgica. http://www.meribelgica.com/reto2008/index.php

2 comentarios:

JB dijo...

Gracias a ti por tu cariño como lectora.
Esa novela es para gente como tú. Pero guárdame el secreto de que es una historia de amor disfrazada!

Un beso grande

JB

Anjanuca dijo...

OK guardado ;)