martes, 15 de marzo de 2011

Entre ballenas y memorias.

 

"El espíritu y el sentimiento

 se forman con la conversación"

(Blaise Pascal)

 

Tenía que haber escrito esta entrada el viernes por la noche, pero llegué a casa tarde y con un pequeño brote egoísta en el corazón y en la cabeza. Quería compartir con vosotros la tarde-noche tan fantástica que acababa de pasar en la librería Agora pero el deseo y la necesidad de disfrutarlo y de reflexionar a solas durante unas horas me pudo. La cosa es que luego el fin de semana ha sido especialmente intenso y ya veis…estamos a lunes.

Para conmemorar el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, Ramona, propietaria de la Librería Agora de Palma de Mallorca a tenidos ocupados a sus clientes y amigos con una atareada semana de actividades culturales. Para el viernes, Ramona nos había preparado una tentadora velada con la lectura de unas memorias a cargo de Nati de Grado y un recital de poemas. Confieso que al leer en el programa el nombre de Nati ya no me fijé en nada más. Para mi Nati de Grado es valor seguro.

Llegué a la cita media hora antes de lo previsto y, como ya supondréis, media hora dio mucho de sí y acabé con tres libros en la mano. Esta vez todos los libros del mismo autor: Bioy Casares. Con tres libros y con unos limones. ¡Ala! A ver ¿quién es el guapo de vosotros que ha ido alguna vez a la librería y ha vuelto a casa con unos hermosos y olorosos limones? Ya me parecía a mi…

A las ocho y media, bien puntual, como siempre, Nati nos llamó a filas. Entro en la sala, tomo asiento y ¡oh, sorpresa! También había venido Sandra Umbría, pianista, y otra chica que tenía en su mano un clarinete. “Esto promete”, pensé. Me quedé corta en el pensamiento. Lo que prometía ser bueno fue mucho mejor que bueno.

Nati nos presentó a “la chica del clarinete”. Noelia Rodríguez, gallega, música y poeta.

Fue Noelia quien abrió la noche con un recital de su poemario “Sons de Baleas”. Antes de comenzar Noelia repartió entre los presentes un pequeño cuadernillo con las poesías que iba a recitarnos traducidas al castellano. Ella recitó en su musical lengua gallega, nosotros caminamos con ella de la mano del castellano. En algunos de los poemas, Noelia solicitó la ayuda de Nati así, de esta manera, mientras Nati recitaba, Noelia nos deleitaba con las notas del clarinete. Fue perfecto.

Y sin darme tiempo a reaccionar de la sorpresa y la magia de la que Noelia Rodríguez me había impregnado… Nati comenzó con una pequeña introducción del libro del cual nos iba a leer algunos fragmentos. “Mis memorias. Diez años, tres meses y 120 horas de prisión.” La autora y protagonista de este desolador diario es Dolores Botey Alonso, una mujer mallorquina presa durante la dictadura de Franco por sus ideas izquierdistas. Lo que vino después fue pura emotividad.

La lectura de Nati estuvo acompañada por las notas del piano de Sandra Umbría. Aquí tengo que pedir perdón a Sandra por no haberla preguntado por las piezas que interpretó. Lo siento, Sandra fueron demasiados sentimientos los que se revolvieron en mi cabeza y en mi alma y no pude pensar en más. Lo único que sé es que cada pieza que tocaste tenía el matiz que precisaba el texto. Un precioso trabajo el que hiciste al elegirlas.

Al acabar, tenía otros dos libros más en mi mano: “Sons de Baleas” que nos regaló Noelia Rodríguez y “Mis memorias. Diez años, tres meses y 120 horas de prisión.” De Dolores Botey Alonso que no dudé un segundo tenía que estar en las estanterías de mi pequeña biblioteca.

Había pensado hacer una entrada para cada libro pero, puesto que ambos han llegado a mí en la misma noche, creo que también tienen que compartir la misma entrada en este blog.

Mañana os hablaré de ellos.

5 comentarios:

Balovega dijo...

Buenas noches..

Que delicia tuve que ser la noche, me la he imaginado según iba leyendo...

Un montonazo de besotes niña, felices sueños

Cantares dijo...

Que delicioso post!!!!!!!
Me alegro que disfrutaras tanto.
Yo estuve en muchas librerías pero nunca he regresado con limones :)
Besotes

Pato dijo...

¡¡¡Qué hermoso!!!

Cómo me gustan esos momentos, mientras te leía disfrutaba del recuerdo de momentos así que he vivido y si, en efecto uno sale flotando en las nubes.

Nunca he ido a una librería y he vuelto con limones, pero si he participado de un encuentro de poetas en un sitio que queda en San Telmo, Bs As, y que se llama Del Limonero y todo-todo-todo lo que hay allí está hecho con limones. Desde jabones, perfumes, pastelería. Es un espacio dedicado al limón y siempre hay en cartelera algún espectáculo cultural, bueno una vez estuve participando con mis escritos en ese espacio y olía tan rico, que fue leerte y correr derechito a este recuerdo mío!

Y seré curiosa qué compraste de Bioy??

Besos!!

Anjanuca dijo...

Una noche magnífica Balo.

Jajaja Cantares no creás que yo regreso con limones cada vez que voy.

Uhmm Pato, pues el lugar que describes también seduce. Para satisfacer tu curiosidad, compré tres libros de cuentos: historias de amor, Una muñeca rusa y La invención y la Trama. Este último contiene varios libros.

Besucos.

Pato dijo...

Te vas a dar una panzada de lectura con Bioy, es genial!

Besos.