viernes, 19 de noviembre de 2010

Gritemos juntos.

 

EL CORAZON DE LA TIERRA.

El corazón de la Tierra2090321265_f09cfbda73_o
tiene hombres que le desgarran.
La Tierra es muy anciana.

Sufre ataques al corazón
—en sus entrañas—.
Sus volcanes,
laten demasiado
por exceso de odio y de lava.

La Tierra no está para muchos trotes
está cansada.
Cuando entierran en ella
niños con metralla
le dan arcadas.

 

 

trigo

 

 

LOS NIÑOS DE SOMALIA

Yo como
Tú comes
El come
Nosotros comemos
Vosotros coméis
¡Ellos no!

 

 

 

 

Poemas de Gloria Fuertes.

7 comentarios:

Cantares dijo...

Excelente
Los niños usados como soldados me impresionan muchísimo, se me hiela la sangre.
Un beso

El tejon dijo...

Bien alto gritaría Anjanuca si sirviera de algo. No puedo ver estas fotos de niños empuñando armas, ¿Quienes son los malnacidos que les obligan?
Un abrazo.

Jose Manuel dijo...

No se puede comentar lo que se comenta por si solo.Llegara el dia en que las barrabasadas que cometimos por el puto capitalismo nos pasara factura.
Un beso

Balovega dijo...

Buenas noches ..

Ver a los niños portar armas me resulta desgarrador.. y fumando.. uff. que puedo comentar..

Un besote grandote niña..

Amio Cajander dijo...

AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Anderea dijo...

La verdad, Anjanuca, es que he vuelto a leer el título de esta entrada en el Mito de la Taberna y me han entrado ganas de arrancarme a gritar y no parar nunca. Cada vez que lo pienso, me parece más injusto, me da más pena, rabia...

Es tremendo. Tremendo. Ahora entiendo el grito de Amio, pero si pudiéramos hacerlo de verdad, para que parara. Es horrible. Y lo permitimos. Yo lo permito. Vivo en una sociedad que puede ser tan cómoda porque explota de una u otra manera a los niños y niñas, a las personas de un montón de países. Es tremendo. Finchu en el Mito de la taberna, creo que puso el mismo poema que cantaba en la anterior entrada Mercedes Sosa. No podía soportarlo. Para hacer más, debería renunciar a las "pocas comodidades" que me doy y en las que me han educado y educo a mi hijo.

No sé, pero me siento mal. Al menos en este segundo, me siento mal. Votar en contra de aquellos a quienes les parece normal que haya niños y niñas en la calle, no olvidar, dar un poquito de dinero a una ONG. Prácticamente, nada más.

La comodidad. Aj.

Anjanuca dijo...

Gracias a todos por uniros a la denuncia. Sólo he puesto dos ejemplos de los muchos que me provocan el vómito: niños guerrilleros, niños con hambre, niños trabajando como esclavos, niños presos, niños sufriendo abusos sexuales, niños apartados de las escuelas, niños sin derecho a medicamentos.... Niños sin infancia.

no sé si sirva o no de algo mi protesta, Tejón, pero no pienso callar.

Besucos.