domingo, 3 de octubre de 2010

Gracias bandoneón.

 

"El Tango es lo único seguro que no consulta con Europa"

(Macedonio Fernández)

"¡Gracias a Dios!" (Yo)

 

Hay momentos en la vida que me reconcilian con el mundo y sus miserias. Son momentos que, como brazos de madre, me arropan llenos de ternura y calidez y me hacen desear que el tiempo se pare para poder quedarme en ellos para siempre. Momentos en los que me siento pequeña, frágil. Momentos que me llenan el alma de paz. Momentos que me enseñan que la belleza, cuando es tanta y tan genuina, hacen emanar del corazón un baile de sentimientos y emociones.

Cuando la vida me regala uno de esos momentos no puedo reprimir las lágrimas. No sé cómo pero se me va formando un nudo asfixiante en la garganta y lágrimas descaradas brotan sin pedir permiso.

Anoche viví uno de esos momentos.

Por primera vez en mi vida, sentada en mi butaca del auditórium del Conservatorio de Palma de Mallorca, ayer disfruté de la dulzura de los acordes de un bandoneón. Tengo en casa mucha música de bandoneón, desde solos de Leopoldo Federico hasta bandoneones de grandes orquestas de tango, pero nunca lo había escuchado en vivo y en directo. ¡Dios qué maravilla, qué belleza!

El Trío Rodolfo Mederos, formado por el maestro bandoneonista y compositor Rodolfo Mederos, Armando de la Vega a la guitarra y Sergio Rivas en el contrabajo, me arropó con un poncho cálido de tangos, milongas y ¡un chamamé!

¡Ay Maestro Mederos! Con lo controladas que tenía yo mis lágrimas y a usted no se le ocurre otra cosa mejor que tocar un chamamé. Esta fue la gota que colmó el vaso, con ese chamamecito me quebró. Yo, que me había aguantado como una valiente mientras usted tocaba “Sur”, no pude hacerlo al oír el chamamé que me trajo a la memoria a mis amigos chaqueños de Palma que me descubrieron y enseñaron a amar ese ritmo. De pronto les sentí bailando ese chamamé y añorando su amado Chaco.

También me tocó la fibra con un tango que desconocía “La biblioteca”. No sabe lo que significó para mí, amante de los libros y la lectura y las bibliotecas, saber que hay un tango que las hace el honor de llevar su nombre. Y aquí me tiene ahora como loca buscando ese tango para guardarle como un valioso tesoro.

Y, en fin, que quiere que le diga, en términos taurinos, “la puntilla” me la dio usted con “Adiós Nonino”. Aquí ya los sentimientos sobrepasan todo y ya no hay palabras que los puedan definir. Cualquier comentario quedaría pequeñito y pobre. Inútil intentarlo.

No sé si queda algo por decir o si quizás aún me queda todo por decir. Cómo me gustaría saber explicarle lo bien que me siento hoy.

Gracias por mis lágrimas, bandoneón.

 

 

PD. A los amigos de Alemania que pasan por este blog: sepan que El Trío Rodolfo Mederos estará el Martes 5 de octubre en la Gala de apertura de la Feria del Libro de Frankfurt. Si podéis id a verlos. Será algo inolvidable, os lo aseguro.

8 comentarios:

Jose Manuel dijo...

Que bien suena,en magnifico la verdad.Seria maravilloso disfrutarlo en vivo.
Un saludo

Anjanuca dijo...

Jose Manuel, en vivo indescriptible. Ojalá tengas la fortuna de poder escucharles en directo alguna vez.

Besucos.

Anderea dijo...

Extraordinario el Adios Nonino. Nunca había oído un bandoneón así. Gracias por compartirlo, Anjanuca.

Transparente tu escrito.
Me alegra saber que disfrutas de tanta belleza.

Un beso.

Cantares dijo...

Anjanuca, cuanto me alegra que estuvieras allí!
Mederos es una maravilla en vivo y a la distancia.. lopienso y se me eriza la piel.
Todo un disfrute.
Gracias por compartirlo!!! mientras escuchaba busqué, la biblioteca es de Augusto Berto, si encuentro más te lo paso.

Besos enormes

Anjanuca dijo...

A estas alturas, Anderea, creo que ya te has dado cuenta de que soy pasional y que sí, que la belleza y el arte de saber crearla me afecta hasta estos puntos. Me alegra que te haya gustado "Adiós Nonino". Busca más tangos de Piazzola, verás que fue un revolucionario y un intrépido. Te enamorarán sus tangos.

Cantares, también me acordé de vos. Seguro que has podido disfrutar a Mederos en tu preciosa Buenos Aires. Poder hacerlo aquí ha sido un maravilloso regalo.

Loca ando con lo de "La Biblioteca". Es un tango tan antiguo que está siendo difícil tarea. No me rindo.

Besucos a las dos.

El tejon dijo...

Cuanto tiempo Anjanuca, me alegro un monton de encontrarte con el estado de ánimo que nos describes, no es para menos, me encantó tu entrada y que la compartieras con nosotros.
Un abrazo paisanuca, ya queda menos para diciembre.

Anjanuca dijo...

Seguro que tú me entiendes paisanuco. ¿Sabes cuando te sientas en un acantilado frente al mar y ese silencio y la inmensidad de la mar te van atrapando y empequeñeciendo? Pues lo mismo pero con la grandiosidad de la música.

Diciembre está a la vuelta de la esquina. ¡Qué ganas de volver a la tierruca!

Besucos.

Prudencio Hernández Jr dijo...

Te regalo unos simples versos:

AL SUR

Arrastrando tu mirada y tu cuerpo..
me suplicas aquel amor..que dejamos..
desdén que causa tanto desamor..
el tiempo no borró los momentos..
levántate amor que de pie..
podremos bailar..el tango final..
entre cortes y quebradas
tu piel blanca seducción
se llena de mis besos..
que en el aire..se van contigo..
al verte partir...por la callecita vestida
de malvón y percal..al sur de mi corazón...

Magnifica página he descubierto..
Un saludo desde el sur..desde Montevideo.