martes, 27 de julio de 2010

Solsticio de Wara.

 

19-04-07(armisen)

Hace años que pertenezco a un foro de lectura precioso que se llama FQL – Leer y charlar. Al principio me uní a ese foro por ser un lugar para amantes de los libros y la lectura pero, a medida que pasaba el tiempo, me di cuenta de que lo que realmente me enganchaba a esa página no eran sólo los libros, sino la gente tan estupenda que lo formaban.

Allí tuve la fortuna de conocer a Wara, otro regalo que me hacía la vida para guardar en mi cajita de concha de caracola. No exagero en absoluto cuando digo que Wara es una de las personas más mágicas que he conocido en mi vida. Una gallega de pro, luchadora, sensata, serena, educada, dulce, tierna, sincera, amable, generosa, vital, alegre a pesar de todo, sentimental… Una mujer y una amiga única, genuina. Una de esas personas que enriquecen con sus conocimientos, con su sabiduría, con su forma de ser, vivir y sentir, el camino de quienes, como yo, han tenido la suerte de cruzarse con ella en algún punto del trayecto.

Algunos de los que visitáis esta casa ya la conocéis por los comentarios tan tiernos y humorísticos que ha dejado, algunos (lo sé porque os he visto) habéis pasado por su paraíso  y, quienes os habéis acercado a visitarla sabéis que, además, Wara es una excelente escritora (No la gusta que la llame escritora, dice que se pone roja). Posee el don de hacer magia con las palabras y llegar hasta lo más profundo de los corazones de quienes la leemos. Para mí es una imprescindible tanto como amiga como escritora.

Este mediodía, cuando ya estaba a punto de abrir la puerta de mi casa para ir a la oficina, he recibido una llamada de teléfono de otra amiga del foro. Lloraba amargamente y casi no podía hablar. Me ha asustado. Entre sollozos me ha dado la terrible noticia de que Wara, Rosario, que así se llamaba mi gallega del alma, nos ha dejado. Y de pronto todo se ha vuelto un vacío frío y oscuro.

Wara, mi amor, si nadie lo impide, seguiré entrando en tu Solsticio para seguir impregnándome de tu magia. Leeré y disfrutaré de todos tus cuentos, tus reflexiones, tus sentencias, todas tus palabras, como recién escritos porque tú nunca te irás de mi corazón. Te imagino en un paraíso de libros, a la sombra de ancianos castaños (esos que tanto te gustan), contemplando el paisaje de tu amada Galicia, rodeada de hadas, princesas, dragones, sabios orientales, sonidos de gaitas… Contando, con voz serena y guasona sorna gallega, tus cuentos, tu haikus, inventando mundos lejanos e historias cercanas a todas las criaturas de ese lugar desde donde ahora, seguro, vigilas nuestras faltas de ortografía.

Te quiero amiga, te extraño.

magia_para_ti

PD: Las fotos son obras de Eva Armisen. A Wara le encantaban.

6 comentarios:

Anderea dijo...

Lo siento, Anjana, Anjanuca. Un abrazo.

Cantares dijo...

Estas bellas palabras tuyas le llegaràn adonde estè.
Sì, hay personas con "algo" especial
Un abrazo grande.
Besos

El tejon dijo...

Vaya año Anjanuca, primero Elena, ahora Wara.
Un abrazo.

ILONA dijo...

Qué pena más grande,Anjanuca querida...

Anónimo dijo...

Anjanuca, Wara-Rosario siempre estará presente. Un achuchón de tristeza.

Menuda

Anjanuca dijo...

Gracias Anderea.

Cantares, Wara era más que especial, era mágica.

Si Tejón, dos amigas que nos han dejado demasiado pronto.

Ilona, Menuda, qué decir que no estéis sintiendo. La familia del foro, se ha quedado huérfana. Os quiero chicas.

Besucos a todos.