jueves, 1 de abril de 2010

Asignaturas pendientes.

El próximo 30 de octubre se cumplirán cien años del nacimiento del poeta Miguel Hernández, por eso, son muchos los homenajes y actos que, por parte de numerosas entidades públicas en general y “personas de a pie” en particular, recordarán a uno de los escritores más insignes de España.

Uno de esos homenajes fue la entrada que nuestra amiga Balovega le dedicó ayer, recordándonos un poco los detalles más significativos de su biografía. En el comentario que hice a la entrada de Balovega le decía que Miguel Hernández es una de mis asignaturas pendientes.

Pues si, ya ven. Yo, Anjanuca, que leo hasta los prospectos de las medicinas y la propaganda electoral, tengo pendiente a Miguel Hernández. Y al “Ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha” al que he dado infinitas oportunidades pero siempre me puede y a Federico García Lorca poeta (como autor de teatro me encanta) ¡Por Dios bendito! Cuántos dolores de cabeza me provocó el maldito “Poeta en Nueva York”.

Y la culpa de esto la tuvo cierta profesora que tuve y de la que no voy a dar ni nombre de pila ni curso en la que me tocó sufrirla no vaya a ser que alguno la conozca y se chive. Recuerdo, como si fuese hoy, aquellas clases pedantes, aburridas, eternas y faltas de todo sentimiento literario y referencia histórica. Por qué esta mujer no se dedicó a las matemáticas o a la carpintería, es algo que sigo preguntándome después de tantos años.

Y les juro que sigo intentándolo y dando oportunidades a los tres autores pero, hasta la fecha, cada vez que abro un libro de poemas de Miguel Hernández o Lorca o abro las páginas del precioso Quijote encuadernado en piel negra con letras doradas que me regaló mi abuelo, no consigo pasar de las tres primeras páginas.

Espero que algún día no muy lejano mi mente esté preparada para ellos y pueda descubrir toda esa belleza que, quienes los han leído, dicen que hay en ellos. Porque estas tres asignaturas pendientes, a veces, las siento como espinas literarias.

Suspiro

13 comentarios:

Anderea dijo...

Bueno, ¿y? ¿Acaso no disfrutas de la obra de otros muchísimos autores o autoras?

Quizá alguien te "excomulgue" de alguna élite literaria. Ellos o ellas se lo perderán (el poder contar contigo).

De cualquier modo, y si te consuela (aunque ya supongo que no), yo tampoco he sido capaz de leer el Quijote al completo, ni muchas obras maestras de la literatura que por mis manos han pasado o que aún duermen el sueño de los que esperan en alguna balda de mi pequeña biblioteca o, lo que es peor, de mi trastero.

Y, de momento, nadie me ha negado ni el derecho a respirar ni la palabra. Al menos, no por eso.

De cualquier modo, ¿en qué eterna clase o examen de literatura hemos de vivir para soportar la literatura que no nos gusta o hasta el momento no nos ha interesado, o para avergonzarnos o justificarnos por no haberla leído? ¿Quiénes se atreven a considerarse nuestros maestros o maestras sin que les hayamos permitido serlo, sin que les hayamos pedido que lo sean?

No sé si merecen tener tanto poder sobre nosotras. No, definitivamente, no.

Un abrazo muy grande y gracias por tu valentía, Anjanuca.

Cantares dijo...

A veces se necesitan otras edades para ciertas lecturas, el mismo libro leido a los 15 sabe distinto a los 30, se disfruta o se sufre con otra visiòn a los 40 y es el mismo libro.
Yo disfrutaba Lorca a los 16, Hernandez a los 14-15 El Quijote no recuerdo pero se que la primera vez lo rechacè y lo volvì a leer alrededor de los 20.
Pero mi profesor de literatura fuè mi papà y disfrutè cada letra.
Hay maestros que dejan "recuerdos imborrables" para bien y para mal.
Creo que para algunos libros puede ser muy temprano, pero nunca es tarde para conocer un autor.
Besotes enormes,

Balovega dijo...

Hola niña...

Jjajaj... me he reído con tu comentario, y te digo que por estos lares los refranes ya están en el olvido y es una pena, por ello he querido traerlos para que se tome buena nota de ellos.. jjaja

De estas tres espinitas, lee primero a Miguel Hernández, es algo que nunca te defraudará, y si quieres comienza por escucharlo en la voz de Serrat, luego poco a poco van leyendo y sus mismas palabras te van envolviendo.

A Don Quijote de la Mancha, déjalo para el final, yo no he conseguido leerlo del todo, espero que lo termine algún día.

Ahora creo que voy a dormir, cuídate mucho y disfruta de la semana.. besotes de bellos sueños

El tejon dijo...

Anjanuca la valiente te voy a llamar a partir de hoy.Queremos ser en todo tan politicamente correctos que tememos decir que no hemos leído El Quiujote completo para no exponernos a un exorcismo o a perecer lapidados. Es como ir al cine y que te guste una pelicula, nunca lo digas porque a Carlos Boyero (sesudo critico cinematografico el)no le ha gustado.
Anjanuca yo igual que Balovega te rercomiendo que empieces por Miguel Hernandez, "El niño yuntero" estoy seguro que te ha de encantar.
Se me ocurre que podíamos hacer un ejercicio de sinceridad y contar cada uno en nuestro blog algo que no nos gusta y que no nos atrevemos a decir.
Dale forma a la idea.
Un abrazo.

Anjanuca dijo...

Amig@s, francamente, que alguien se pueda escandalizar, o que me tache de ignorante, por oirme decir que no he leído el Quijote es una cosa que, además de darme la risa, me la trae al pairo. Cuando leo algo unas veces coincido con las críticas y otras no. La lectura, como otras cosas, es cuestión de gustos.

Lo que me da rabia de las "tres espinitas" es que no acabo de tomarles el gusto (aunque sea un poquito) porque alguien me hizo odiarlos de antemano. Vamos que no me dieron opción a elegir y poder sacar mis propias conclusiones.

En cuanto a lo que dice mi paisanuco Tejón de "valiente"... Pues no Tejón, no, no es valentía es simplemente lo que hay.

Besucos a los tres.

Juan Nadie dijo...

No hay que obligarse a leer nada porque sea considerado por los cánones como imprescincible.
Cada uno lea lo que quiera, y aquí paz y después gloria.

Amio Cajander dijo...

Nunca he podido leer un libro de poemas "de cabo a rabo"... prueba a paladearlos como los bombones... coge alguno de vez en cuando

ILONA dijo...

Yo tengo muchísimas asignaturas pendientes, Anjanuca, literarias y de todo tipo...Como aquí se trata de lo literario, te diré que tal vez esos autores están esperando, simplemente, su momento. Cualquier lector apasionado sabe lo importante que son los momentos para las lecturas. Si no has leído antes a estos tres autores, será porque tenían que esperar. Yo lo hice con el Quijote, con el que me cité más de una vez para conocernos, y entre nosotros no había química. Pero fue llegar su 400 cumpleaños y conectar de inmediato.

No los veas como espinas clavadas, sino como estupendos encuentros que están por venir.

Un beso.

Anjanuca dijo...

Amio, ¿De verdad puedes comer sólo un bombón cuando abres la caja? :)

Así lo veo, Ilona, como futuros encuentros.

Besucos.

Forbidden dijo...

No te sientas mal por eso, yo tampoco he leido el quijote y como futuro profesor de lengua y literatura algunos pensaran que vergonzoso, pero cual es la verdad es que todo tiene su tiempo, por dejalo ahi en la biblioteca esperando, como un hombre o mujer espera a su Amor

y ya veras que un dia el sonido de los molinos contra el viento, te llamaran.

Desde una habitacion en la joven Buenos Aires te dejo un calido beso

Elías dijo...

Anjanuca: llego a tu blog a través de un comentario que haces en el Madison.
Por favor, lee lo que te guste, lo que te llene, lo que te emocione. Pero, en mi humilde opinión, los tres se merecen al menos una última oportunidad por tu parte.
Y siempre nos quedará Galeano (del que por cierto, yo tampoco sabía de su faceta poética (con ciertos ecos de Benedetti, me parece, al menos en ese poema que cuelga Madison).
Te invito a visitar mi blog: http://eljuegodelataba.blogspot.com

Un saludo.

Anjanuca dijo...

Forbidden, así que profesor de Lengua y Literatura....Uhmmm ahora entiendo ese don que tienes.

Bienvenido Elías, bonito café el de Madison ¿verdad? No sabía a quien me recordaba el poema que puso pero tienes razón en que tiene ecos de Benedetti. En un ratito voy a visitarte.

Besucos.

Anderea dijo...

Siento no haberte entendido bien, Anjanuca.

Un abrazo. Muxukuxu bat zuretzat. (Un besukutxu para ti.)