martes, 27 de enero de 2009

Unas manos.

No sé qué ocurre. Sólo consigo entreabrir los ojos. Intento abrirlos del todo pero no puedo, mis párpados pesan. Oscuro, está oscuro. En la soledad de esta habitación desconocida hay mucho silencio y calor, mucho calor. No sé cuánto tiempo llevo aquí ni qué hora es.

Una figura azul se acerca, creo que no es la primera vez. Sus manos firmes, seguras y amables me tocan. No sé qué está haciendo pero noto un líquido frío entrando en mis venas. Es agradable y me quita el dolor. La figura azul acomoda suavemente mi mano en algo blando y se va sin ruido. Quiero decir gracias pero mis labios no hablan.

Más oscuridad. Se oyen pasos y alguna voz cerca de aquí. No sé quiénes son ni dónde están.

Una mano pequeña, suave y cálida se posa silenciosamente en mi brazo. Le recorre dulcemente de arriba a abajo y de abajo a arriba con intensa ternura y se va de la misma manera que llegó: discreta y silenciosamente. La reconozco. Sé quien es. Esas caricias han estado a mi lado siempre.

Mis labios susurran una palabra:

- Mamá.

Unos labios dejan un beso dulce en mi mano y responden:

- Aquí estoy, cariño.

8 comentarios:

Anderea dijo...

Qué bien describes, Anjanuca, y qué suerte tener a tu lado a tu madre, en un momento así. No me cuesta nada imaginar la escena y no me extraña que tú seas tan acogedora como eres. Da la impresión de que el modelo ha sido estupendo.

Me alegra que puedas escribir de nuevo.

Un besuco.

silicongirl dijo...

Precioso!
Ya se echaban de menos tus escritos!

Un besito

Wara dijo...

A veces es dificil distinguir si esas impresiones a medias dormido a medias despierto son reales o ensoñaciones. En cualquier caso, el efecto es el mismo, la paz, el descanso que proporciona esa presencia a la que facilmente ponemos nombre es increible.
Cuidate hasta recuperarte plenamente, y aún después, obviamente. Un abrazo.

Mustafa Şenalp dijo...

çok güzel site. :)

Carmen dijo...

Estés donde estés y de la manera que estés los verdaderamente tuyos, los que siempre te han amado, querido y respetado no te dejarán y siempre estarán a tu lado.
El verdadero cariño y el amor siempre estarán ahí... a tu lado.

Espero que estés mejor día a día

Un besito mi niña

Anjanuca dijo...

Anderea, mis padres son la mejor referencia que tengo. Les debo todo lo que tengo y lo que soy.

Silicon, a partir de ahora iré despacito con mis escritos pero te prometo no demorarlos tanto tiempo.

Wara los seres queridos están presentes siempre. Se instalan en nuestros corazones para cuidarnos y querernos.

Mustafá, no hablo turco pero creo que te ha gustado esta casa. Sé bienvenido, te recibo con la misma hospitalidad que recibí yo en la maravillosa ciudad de Istambul.

Carmen lo que dices es cierto, yo doy fe de ello.

Gracias a todos.

Troba dijo...

Madre, que su nombre viene lento
como las músicas humildes...

besos, amiga!!!!

Anjanuca dijo...

...y la brisa que acaricia.

Besucos, amigo trovador.