miércoles, 19 de enero de 2011

Los últimos…

Como podréis suponer no voy a hablar de los últimos de la cola, ni de aquellos que algún día tendrán prioridad en el Paraíso. Simplemente voy a contaros cuáles han sido los últimos libros que entraron en mi casa en el 2010.

Algunos de los libros que tengo tienen especial importancia para mí no sólo por su contenido, sino por la forma en que han llegado a mis manos o por la persona que me los ha regalado. Literariamente hablando, el ya caducado año 2010 finalizó con dos de ellos.

A primeros de diciembre, me encontré en el buzón de casa esta maravilla:

escanear0005

Me la había dejado mi "cuentacuentos" favorita y gran amiga Nati de Grado que justo ese día andaba comiendo en el mercadillo navideño que todos los años organiza la iglesia sueca que hay junto a mi casa.

Una joya de tapas duras impresa en 1923 y que advierte en sus primeras páginas que tiene "Aprobación eclesiástica del Vicario General de la Diócesis de Barcelona", ¡Ahí es ná!, y que tiene, además de unas ilustraciones preciosas, un aroma intenso a papel y tinta de antiguamente. Adoro el olor de los libros de cierta edad.

La segunda sorpresa llegó justo el día 22 de diciembre, escasas horas antes de irme a Santander a disfrutar de mi familia y de la Navidad.

escanear0006

Este llegó desde Valladolid vía Correos. Me lo envió, junto con una cariñosa felicitación de Navidad, Almaleonor. Alma es una persona que hace honor a su nick y a la que conocí, hace ya muchos años, a través de un foro de lectura al que ambas pertenecemos. Desde el principio fue una persona que me gustó y a día de hoy puedo que es una amiga muy querida.

Perteneciente a la colección "Los pequeños libros de la sabiduría" , este libro es una recopilación de las cartas en las que Rainer Maria Rilke escribe sobre la poesía y la vida en general.

Desde aquí deseo agradecer a Nati y a Almaleonor estos valiosos regalos. Los leeré pensando en ellas y los cuidaré como lo que son: un tesoro único.

(Mañana, os cuento cuáles han sido los primeros del 2011).

7 comentarios:

Jose Manuel dijo...

Bonitos regalos para acabar el año,no hay mejor manera.
Un abrazo y esperemos que este año te traiga tan bueno regalos como esos

Cantares dijo...

Uau!! hoy estuve leyendo poesías de Rilke pura coincidencia.
Me encantan los libros
Y me encantan los antiguos, aunque cuando me mudé la última vez terminé donando muchos porque ya no tenía espacio.
Un poco de pena pero están en buenas manos.
Besos grandes
(no tomo nada para el resfrío, es solo un juego)
Más Besos

Senovilla dijo...

Aprovecho la visita para dejarte besos de esos que tu ya sabes.

Hola amiga un beso soy Lucía, hace mucho que no escribo poesía, es que con los juguetes de navidad no paro de jugar.

Soy Jorge, hola, me gusta cuando leo tus comentarios.

Besos.

Bueno amiga, van para la cama que ya va siendo hora, así que yo también te dejo un beso.

Anjanuca dijo...

Trajo buenos regalos el primer mes del año, Jose Manuel. Por cierto, ya estoy acabando los cuentos de Merino. Recuerdo que me pediste que te dijera si merecían la pena, pues sí la merecen.Te los recomiendo. Disfrutarás.

Cantares, una vez me puse a pensar qué pasaría si tuviese que deshacerme de mi biblioteca. Estuve una semana con el estómago descompuesto. ¡Qué pesadilla!.

Besucos.

Anjanuca dijo...

Hola familia, antes que nada muchíiiiisimas gracias por mi regalo. Me encantó la poesía Lucía y Jorge, el dibujo es precioso. Estoy mirando la forma de hacer una composición con los dos para enmarcarla y colgarla en mi casa.

Besos a todos.

AlmaLeonor dijo...

¡Hola!
Anjanuca, perdoname, no había visto esta entrada tuya...
¡¡Me alegra mucho que te gustase el libro!!!
Besos.AlmaLeonor

Anjanuca dijo...

Alma, me gustó mucho el libro pero más me gustó la sorpresa. Gracias amiga.

Besucos.