lunes, 24 de mayo de 2010

Para todo hay un límite.

Vivimos en una época en que la tecnología va más a prisa de lo que, a veces, nos da tiempo a asimilar. Como todo en la vida, los avances tecnológicos tienen sus “pros” y sus “contras” pero lo cierto es que si nos aprovechamos de ellos con cordura creo que son más los “pros”.

En mi día a día son muchos los artilugios de los que ya no sé prescindir. Por ejemplo el que considero el mejor de los inventos, después de la imprenta claro está: La lavadora.

A pesar de que soy partidaria de la tecnología hay cosas por las que no trago por mucho que intenten convencerme. Para ciertas cosas soy una clásica, o una “carca” o, incluso si queréis, una romántica. Sobre todo para dos cosas en concreto, a saber:

- Ligar por internet. ¡Hasta ahí podíamos llegar! Me vais a perdonar pero, por más que lo intento, no consigo entenderlo. Aquí la que escribe necesita ciertas cosas: el flirteo, esas miradas que se desvían al cruzarse, un reojo descubierto, un roce que parece casual y te electriza la piel (bueno a lo mejor esto, si metes los dedos en el enchufe…), una mirada que lo dice todo, una sonrisa que responde, un abrazo intenso (que se lo pidan al teclado, a ver si es capaz), el tono concreto para entonar una frase o una palabra, un susurro al oído (pegad el oído a la pantalla y sentidlo, puag)… Queda claro más o menos porque me niego ¿verdad?

- El e-book o libro electrónico. ¡Vamos, anda! ¿Acaso tiene ese chisme el tacto y el olor del papel? ¿Tiene autonomía para las veinticuatro horas del día los trescientos sesenta y cinco días del año, como mis libros, o se le acaba la batería y me deja colgada en lo mejor de la historia? Si me quedo dormida con él entre los brazos y se cae al suelo ¿me espera paciente como lo han hecho alguno de mis libros o se rompe y me abandona? Un ritual que me encanta antes de empezar a un nuevo libro es elegir uno de mis marca páginas, el que creo es ideal para la historia, ¿se puede hacer con el “cacharrito” o se acabaron los puntos de libro? Estas son algunas de las razones por las que no trago por el e-book, hay más pero se haría larga la historia.

Todo esto viene a cuento porque esta mañana, cuando he ido a la sección de humor del Diario de Mallorca, me encuentro con que Santy Gutiérrez me da una nueva razón para no querer un e-book:

Ebook - Santy Gutierrez

Y ya de paso, mientras me rompía las costillas con las carcajadas, se me ha ocurrido otra. ¿Con qué muebles pega el e-book? Porque claro, muy moderna tiene que ser la decoración del salón para poder poner eso en la estantería y presumir ante las visitas. En un salón tipo al de nuestras abuelas, por ejemplo, no pega para nada. En el mío, aunque por otras razones, tampoco.

9 comentarios:

Jose Manuel dijo...

Hombre en esencia tienes razon,yo no entiendo los moviles que valen para casi todo y no utilizamos casi nada.Los ebooks,bueno no me llaman la atencion,pero es una ventaja para gente que no tiene espacio.Yo sigo prefieriendo los de papel,pues llevo años leyendolos por el ordenador con un programa que simula un libro y no me acostumbro.Y el ligar por intenet,que quieres que te diga,conoci a mi mujer por la red y estoy felizmente casado con ella.
Un beso

Juan Nadie dijo...

No te comas el coco, Anjanuca, el e-book no pega con ningún mueble, y además nunca alcanzará ese maravilloso aroma a libro viejo, ni podrás ver cómo sus páginas comienzan a amarillear pasado un tiempo, ni acabarás tomando cariño a ...¿qué portada?

Cantares dijo...

jajajajaja
Me encantò!!!
Sì, habrìa que esperar que salga un diseño que haga juego con la mesa, los sillones.
Que no lo sustituye por cierto que es asì!
jajaja Besos

Wara dijo...

Pero, Anjanuca, piensa que en otros tiempos estarías transmitiendo este ataque contro el ebook mediante señales de humo; piensa en que cuando quieres quedar con alguien o decirle algo que has olvidado, no corres a verle, seguro que utilizas ya no el teléfono fijo sino el movil. Y si te acercas a su casa, seguro que no subes, le das el recado por el telefonillo, o usas el ascensor y no las escaleras... Yo sí quiero un ebook, pero jamás para sustituir al libro de papel; lo quiero como puede quererse un mp3 o 4 o como se llame ya ahora, lo quiero como puede quererse un Pc portatil, y mil ejemplas más. Lo quiero para tener acceso a infinidad de historias que ya no están disponibles en papel, aunque parezca mentira.

Feliz semana, Besos.

Balovega dijo...

Hola niña.. me he reído mientras que iba leyendo tu entrada. Los tiempos han cambiado y poco a poco las cosas son diferentes, por lo que hay que hacerse a la idea de muchas, muchas cosas, y nunca puedes decir.. De este agua no beberé..

Lindos sueños preciosa

Anderea dijo...

Quienes sean acunados con cuentos leídos en un libro de esos, quienes con siete años "lean" fantásticas historias en ellos... seguramente los encontrarán tan imprescindibles como nosotros los de papel.

O quizá no. Quizá sean superados por magníficos artefactos que contengan una barbaridad de historias contadas en vídeos tridimensionales...

Sea como fuere, es una cuestión de costumbre, de vivencia...

He recordado esto:
http://www.youtube.com/watch?v=93SgXeu-SeY

Ya, ya sé que no es lo mismo, pero...

Ligar por internet, ligar... ¿qué es eso? Ja, ja, ja...

Muxukus matutinos, preciosa.

Senovilla dijo...

Con humor se entiende todo mejor.

Un abrazo.

Santy Gutiérrez dijo...

Gracias por postear mi viñeta :-)
nos vemos en Diario!

Anjanuca dijo...

Jose Manuel, no te enfades ¿eh?. Yo hablo por mí, no por los demás. Además una cosa es conocer a alguien por la red y otra muy diferente tener relaciones por la red. No sé si me he explicado muy bien...

Juán Nadie, a la portada de mi edición de "Las ratas" de Delibes, por ejemplo :)

Cantares, ni con los muebles de Ikea hace juego, jajaja.

Wara, que yo soy muy partidaria de los avances tecnológicos lo que sucede es que, por una parte me niego a que me dominen la vida. En cuanto al e-book... no puedo, lo siento, me resulta muy frío.
Sólo le veo la ventaja del espacio, nada más.

Balo, lo sé. Pero aunque el agua me encanta, a veces prefiero un buen vino :)

Anderea, ¡Qué bueno el video! Se lo voy a enviar a los informáticos de mi empresa. jajajaja. Y sí, quizás todo sea cuestión de lo que has vivido.

Senovilla, el humor es imprescindible.

Santy, gracias a tí. Nos vemos mañana a primera hora.

Besucos a todos.