viernes, 12 de febrero de 2010

Lecturas no obligatorias – Wislawa Zymborska.

A pesar de que la poeta polaca Wislawa Zymborska fue galardonada con el Nobel de Literatura en el año 1996 yo la he descubierto este verano gracias a un recital de poesía.

Hace unos días buscando en una librería uno de sus libros de poemas “Principio y Fin”, que por cierto no pude comprar porque se había agotado, fue a parar a mis manos “Lecturas no obligatorias”.

Lecturas

El libro recoge una selección de pequeños artículos que la escritora realizó para diferentes revistas polacas y que fueron publicados en 1993 en un importante periódico del país. Los artículos no son críticas literarias sino, como explica la autora, comentarios a obras que normalmente no acaparan la atención del crítico. En general lo que hace la escritora en estos artículos es una valoración crítica sobre el asunto concreto del que se trata en el libro que ha leído.

Lo que más destaca en los artículos es el gran sentido del humor de Zymborska, el perfecto uso de la ironía, la sensatez, la inteligencia y el pragmatismo de muchos de sus planteamientos y, sobre todo el ingenioso estilo hace llegar al lector lo que piensa. El libro me ha dejado la sensación de que Wislawa Zymborska es una mujer conocedora de su entorno y de la actualidad.

He disfrutado mucho con esta lectura, he descubierto cosas nuevas y me he reído como loca con el ingenio de esta mujer. Recomiendo el libro.

Un ejemplo de ese ingenio.

PASAR PAGINA.

¿Y por qué no dedicarle algunas palabras a ese calendario de pared al que le vamos arrancando las hojas? No deja de ser un libro, después de todo, y bastante gordo, ya que no puede tener menos de trescientas sesenta y cinco páginas. Llega a los quioscos en una edición que alcanza los tres millones trescientos mil ejemplares, por lo que se convierte en el mayor best-seller. Exige a sus editores una puntualidad absoluta, dado que su aparición en el mundo editorial no puede retrasarse un año o año y medio. Requiere una perfección profesional de sus correctores puesto que el más mínimo error podría remover la conciencia de los lectores. Da miedo sólo de imaginar una semana con dos miércoles o que el día de Sant Jordi usurpe la festividad de San José. El calendario no es como una obra científica a la que se le pueda añadir una fe de erratas. Tampoco es un volumen de poesía en el que los errores del corrector pasan como un capricho de la inspiración.”

(Fragmento del artículo sobre el “Calendario de pared para el año 1973”)

4 comentarios:

Cantares dijo...

Lo voy a tener en cuenta, el relato que transcribiste me gustò. Gracias.Besos

Anjanuca dijo...

Pasarás un buen rato con su lectura, Cantares.

Besucos.

madison dijo...

NO he leido nada de esta autora Anjanuca, así que gracias por la reseña

Anjanuca dijo...

Hola Madi, este libro es el primero que leo y me ha gustado mucho. Estoy esperando el de poesía que le dejé encargado, ya te contaré que tal.

Besucos.