lunes, 15 de febrero de 2010

¿Hace un traguco?

Ayer, en una comida de esas que acaban guitarreada que se extiende hasta la noche, un amigo me preguntaba dónde podía comprar una bota de vino que fuese buena para llevar a Argentina para su padre que es cazador y siempre le dice que le encantaría tener una bota de vino "como esa que usan los gallegos".

Desde luego que no voy a permitir que la compre. Esa bota se la voy a regalar yo. Es más, le voy a regalar la bota de vino que toda la vida vi colgada en una de las sillas de la cocina de mi abuelo y de la que he echado algún que otro traguco. Una bota de vino navarrica, como la de la foto.

bota_vino_zzz - copia

Recordando momentos entrañables "de tragos de la bota" aproveché para contarle a mi amigo cómo se debe preparar una bota antes de usar y, por supuesto, le expliqué algunas "cositas" a tener en cuenta sobre las botas de vino:

  • Cuando el tabernero vende la bota, o sabe a pez o está rota.
  • A la bota dale el beso después del queso.
  • Bebiendo con bota, aunque bebas mucho no se nota.
  • Bota sin vino es como olla sin tocino.
  • Noble sin dinero y bota sin vino, no valen un comino.
  • La moza y la bota no se han de pellizcar.

Así que dentro de un mes, más o menos, una preciosa bota como la que ven saldrá desde España con destino a la provincia de Córdoba en Argentina. Espero que la disfruten.

15 comentarios:

jose dijo...

Bonitos dicho -frases del pueblo- que no conocía.
Por cierto que en Burgos se fabrican botas muy conocidas en toda España.
Te dejo el enlace: http://www.laboteria.es/

fermin dijo...

Un elemento indispensable en las tareas del campo, en las obras, en toda merienda que se preciase de ello... Un elemento en desuso, pero entrañable. En casa también era de las tres z.
Saludos, Anjanuca.

Anjanuca dijo...

José, la bota de mi padre es de "La botería de Burgos". Creo que junto a las de las tres Z son las más conocidas.

Y qué bien sabía el vino de la bota ¿eh, Fermín?

Besucos a los dos.

Agustin dijo...

Haola
Si la "DOMA" de la bota llega a buen puerto con tus consejos solo faltará un buen vino y tu y la ZZZ habreis triunfado
Ub saludo

Anjanuca dijo...

Ahí le has dado Agustín, la Doma de la bota.

Cada cual en su terreno: este amigo me curó el mate que me regaló y yo domaré la bota. Que, aunque no lo creas, sé hacerlo :)

Besucos.

madison dijo...

Hola Anjanuca, me has traido recuerdos de mi niñez, en casa siempre había alguna bota parecida a esa, mi abuelo y la bota andaban juntos.
Un beso guapa

Anjanuca dijo...

Me alegra haberte traído buenos recuerdos Madi.

Un besuco.

Balovega dijo...

Hola niña...

Hacía tiempo que no veía una bota de estas de las tres zzz.. jjjejej..

Bota vacía la sed no se quita.
Bebe y ata la bota.
Cada vino huele al vino que tiene.
Bebiendo con la bota, aunque bebas mucho, no se nota.

Te dejo unos cuentos refranes más.

Un besote de buenas noches y felices sueños

Anjanuca dijo...

¡¡Gracias Balo!! los apunto en mi cuaderno de refranes.

Es verdad que ya no se ven muchas botas de vino, pero todavía queda alguna.

Besucos.

Amio Cajander dijo...

en casa una de las tres Zs también la apretamos un rato

Anjanuca dijo...

Y qué bien suena cuando la aprietas ¿verdad Amio? ;)

Besucos.

Cantares dijo...

Va a Còrdoba!!! que hermosa provincia.(le tomè cariño)
Esta entrada me trajo muchos recuerdos, conocì mucha gente, sobre todo en el campo que tenìan su bota(aquì en Argentina)
es admirable verlos beber, si yo intento eso me quedo empapada de vino jaja
Precioso.
Besotes

Anjanuca dijo...

Jajaja es más fácil de lo que parece Cantares.

Tengo entendido que la provincia de Córdoba es preciosa. No pierdo la esperanza de poder ir.

Besucos.

Wara dijo...

Ay, Anjanuca, qué recuerdos de mis tiempos de estudiante, que frecuentábamos un bar donde servían un vino dulce en porrón que para que te cuento, aunque sí conseguimos beber con cierto arte, sin embadurnarnos (ni delatarnos), jajaja.

Besos.

Anjanuca dijo...

Jajaja Wara donde yo estudiaba también había un bar que servía porrones de vino. Una experta, al porrón soy una experta.

Besucos.