jueves, 10 de diciembre de 2009

1.


El canto al amor
de tu niñez, trovador,
rompe el corazón.



Nota: ¡Quién dijo miedo! Con vuestro permiso me voy a atrever con los Haikus.

4 comentarios:

Anderea dijo...

Yo, encantada. Espero más. Por favor.

Un abrazo, ¡torera!

Anjanuca dijo...

¡Ay, Anderea! esto es una inyección de ánimo. Muchas gracias preciosa.

Besucos.

Wara dijo...

Pues con lo difícil que me parece el haiku, lo principal quizá sea la ilusión. Y lo bien que se siente uno cuando ha conseguido dar sentido y sentimiento a algo tan breve, tan pocas palabras que parece que no llegan, ¿verdad?

Pues lo dicho, ánimo. Y besos.

Anjanuca dijo...

Cierto, Wara, qué difícil transmitir un sentimiento o un pensamiento en tres versos. Y qué ilusión hace cuando, por fin después de mil intentos, lo consigues.

¡Menos mal que no exigen rima! jajaja.

Gracias por los ánimos. Es importante viniendo de una maestra como tú.

Besucos.