sábado, 12 de septiembre de 2009

Hasta mañana.



Son tristes las despedidas, aún sabiendo que el reencuentro no será lejano, y dejan un agujerito en el alma donde se refugia la melancolía. Durante un tiempo sólo me acompañarán los recuerdos avivándose para resistir la eternidad que precede al regreso.

Y el día del retorno, cuando las miradas se vuelvan a encontrar, abriré mi cajita de concha de caracola, donde guardo los grandes momentos de la vida, y liberaré los abrazos, los besos y os diré que os quiero.

A Corina y Leo, aún no se han ido y ya los extraño, Volved pronto.

2 comentarios:

Balovega dijo...

Hola mi niña ..

No me gustan las despedidas son algo muy tristes, siempre quiero pensar que existe un hasta pronto.

Un besote grandote de feliz fin de semana.

Anjanuca dijo...

Balo, no sé por qué pero las despedidas son tristes aún cuando sabes a ciencia cierta que, como en este caso, el regreso no va a ser lejano.

Besucos y feliz fin de semana.