lunes, 7 de septiembre de 2009

Adivina cuánto te quiero.

La mayoría de los amigos que pasáis a visitarme sabéis que en la blogosfera hay dos niños encantadores que con la ayuda de su papá nos cuentan sus experiencias y descubrimientos en dos blogs muy bonitos: Parapeques y Parapecas.

Anoche, pensando en lo interesante que es lo que están haciendo sobre todo porque lo están haciendo codo con codo con papá (supongo que mamá también aporta algo), pues eso, pensando en ellos me dije: “Anjanuca, te estás olvidando de la literatura infantil. Y eso no está bien.” Así que abro un nuevo apartado dedicado a los futuros lectores, a los niños.

Y, puesto que fue pensando en ellos que surgió la idea, este primer post está dedicado a Jorge y a Lucía.

¿Alguna vez habéis intentado explicar a alguien cuánto le queréis? ¿A que no es fácil? Yo más bien diría que es imposible. No hay forma de medir el tamaño de los sentimientos, quizás por eso es por lo que siempre acabamos recurriendo a la expresión “con toda mi alma” porque es el alma el único almacén que no tiene límites, cabe todo, tenga el tamaño que tenga.

Hace un par de años, una amiga me descubrió los cuentos “Adivina cuánto te quiero” de Sam McBratney, con ilustraciones de Anita Jeram.

El primer tomo se titula así: “Adivina cuánto te quiero” y en él, la liebre pequeña de color avellana y su madre, la liebre grande de color avellana, se cuentan cuánto se quieren. La liebre pequeña de color avellana intenta demostrar a su mamá que es ella quien la quiere más. ¿Lo conseguirá?

He oído que en el Hospital materno infantil de Oviedo regalan este cuento a las futuras mamás para que lo pongan en la canastilla de sus bebés. Magnífica idea que deberían de copiar el resto de hospitales.

Hay otros cuatro tomos de cuentos con estas entrañables protagonistas. Están editados por la editorial Kokinos y se presentan en una caja que contiene los cuatro cuentos que se titulan “Adivina cuanto te quiero…: en primavera, verano, otoño e invierno”.

Si alguien tiene niños pequeños, os aconsejo que les regaléis estos cuentos. Estas dos entrañables liebres os van a hacer pasar un rato fantástico con vuestros hijos.

14 comentarios:

senovilla dijo...

Tomo buena nota de la recomendación y seguro que estos peques tendrán una sorpresa.
Por cierto, mamá les ayuda mucho pero al final el internet lo hacen conmigo ya no hay más sitio al lado del ordenador,ja,ja,ja.

Voy a ver si te cuentan algo.

Lucia dijo...

Hola soy Lucía y el libro parece muy bonito, le voy a decir a papá y mamá que me lo regalen para leer mucho, me gusta mucho leer y ahora también escribir cuentos que me invento, bueno me invento en el colegio porque este verano no he inventado ninguno.

Un beso de Lucía, te paso a Jorge.

Anjanuca dijo...

Jajaja, deberían de hacer los ordenadores redondos para que entrase toda la familia. Ya decía yo que mamá también participaba.

¡Qué suerte de papás tienen Jorge y Lucía!

Besucos a los cuatro.

Anjanuca dijo...

¡Bravo Lucía! a mi también me gustaba mucho leer cuando tenía tu edad. Gracias a ello ahora no sé lo que es aburrirme.

Prometo poneros más cuentos para que disfrutéis leyéndolos con papá y mamá.

Un besuco, preciosa, y gracias por tu visita.

Jorge dijo...

Hola Anjanuca soy Jorge y a mi también me gusta mucho leer todavía hay muchas palabras que no entiendo lo que significan pero en casa me ayudan a saberlas con ejemplos.
Mamá nos dice que nos quiere hasta el infinito y eso significa que hasta el más allá que no se acaba nunca.
Comentar no me gusta por que no sé con quién hablo aunque papá me dice quienes son los que comentan y a veces nos enseña los blogs como ahora, tengo muchos amigos y amigas en internet y se lo cuento a mis amigos del colegio.
He comenzado el colegio y ahora duermo un poco de siesta porque madrugo mucho y en octubre voy a tener colegio por la tarde.
Me canso de contar cosas un beso.

Anjanuca dijo...

Hola Jorge, yo soy más grande y también encuentro palabras que no entiendo. Pero es bonito descubrirlas.

Un pajarito me ha dicho que os da un poco de vergüenza comentar en los blogs, así que tu comentario y el de Lucía son los dos más importantes de todos los que hay en mi blog.

Espero que disfrutes y aprendas mucho en el colegio.

Un besuco, que tengas una bonita siesta.

Marta dijo...

Hola Anjanuca soy Marta, ahora estamos todos juntos y han estado muy ilusionados escribiendo con papá.
A mi me gusta visitar a los amigos de Jose y os leo cuando estoy sola, entre mi marido y los peques el único rato de tranquilidad es cuando tienes la paz de un cuarto vacío, tú ya me entiendes.
Gracias por cuidar de Jorge y Lucía, al principio no me hacía mucha gracia esto de los niños tan pequeños con internet, pero con Jose da gusto, están todo el día pensando en su blog, sobretodo cuando les ocurre algo especial "papá vamos a grabar un vídeo para los amigos del blog".

Ya me he acostumbrado a saber que es un blog y aunque mucha gente no lo sabe, ellos disfrutan de verdad y hasta me piden llevar la camára de fotos porque tienen en la cabeza que si ven algo bonito lo quieren compartir, sólo por esta ilusión creo que merece la pena.

Jose ya te comentó que no comentan en su blog porque les da autentica vergüenza, cuando escriben saben que les va a ver mucha gente y lo hacen muy ilusionados, pero cuando leen los comentarios y no identifican bien quienes son los que les han escrito se apuran mucho, por ejemplo a Jorge le gusta mucho Alan porque habla de Ajedrez y Lucía aunque es muy lanzada aún se sienta en las rodillas de papá para hacer el post y a veces sonsacandola lo que tiene que decir, previamente en la cocina a mi me ha contado todo lo que va a poner a sus amigos y parece una cotorra.

Como madre no puedo más que estar agradecida, aquí tienen hasta una abuela, la Yaya Lu que es muy cariñosa y muchos amigos y amigas como tú que se ve que les aprecias.

Un beso Anjanuca y les haremos un regalo de lectura, esta recomendación me parece estupenda.

Anjanuca dijo...

Hola Marta,

Gracias a vosotros por el trabajo que estáis haciendo con vuestros hijos. Yo no tengo hijos pero sé, por mis amigos, lo difícil que es educar a un niño hoy en día.

Por "Parapeques" y "Parapecas" sé que Jorge y Lucía son dos niños vivos, educados y felices (no hay más que verles los ojos y las sonrisas) y que están llenos de curiosidad por las cosas que van descubriendo. Y esto es resultado del estupendo trabajo que estáis haciendo y del cariño que estáis derrochando. Y hablo con conocimiento de causa porque yo también tuve una infancia así.

Gracias por tu visita, Marta, me ha emocionado mucho.

Un besuco.

Anderea dijo...

Las palabras tejen redes de cariño y de alegría. Es muy bonito verlo.

Anjanuca dijo...

Las palabras tejen muchas cosas, Anderea. A veces pienso que no somos conscientes de lo importantes que son.

Pero a mí, hoy,lo que me parece realmente bonito es lo que se está tejiendo en casa de nuestro amigo Senovilla. Qué padres tan especiales los que se preocupan por dejar hermosos instantes y recuendos en sus hijos.

Besuco.

Nati de Grado dijo...

Otro parecido de bonito es "Amb tot el cor" o sea con todo el corazón, un pequeño oso polar descubre como quieren las mamás a sus amigos.....y como le quiere su madre.

Anjanuca dijo...

Nati, para este apartado la ayuda de una cuentacuentos como tú va a ser esencial.

De momento tomo nota de este nuevo título.

Gracias y un besuco.

Wara dijo...

Has tenido una preciosa idea, Anjanuca. Pienso que aunque no nos sea información "de utilidad", por decirlo de algún modo, es bonito leer reseñas, argumentos, nombres de los personajes. Algo siempre se nos prende en algún lado.

Un abrazo.

Anjanuca dijo...

Wara, si con "utilidad" quieres decir que hay quien no tiene niños pequeños a quien regalar cuentos... sepa usted señorita que yo, que no tengo hijos ni sobrinos, los compro para mí.

Me encantan los cuentos infantiles, no sé ¿será que aún conservo parte de la niña que fui?.

Besucos.