domingo, 3 de marzo de 2013

Llegaron a tiempo – Charles Bukowski.

Me gusta pensar en escritores como James Joyce
Hemingway, Ambrose Bierce, Faulkner, Sherwood
Anderson, Jeffers, D. H. Lawrence, A. Huxley,
John Fante, Gorki, Turgenev, Dostoievsky, Saroyan,
Villon, incluso Sinclair Lewis, y Hamsun, incluso T. S.
Elliot y Auden, William Carlos Williams y
Stephen Spender y el valiente de Ezra Pound.

Me enseñaron tantas cosas que mis padres
nunca me enseñaron, y
también me gusta pensar en Carson McCullers
con su Café Triste y Ojo dorado.
ella me enseñó muchas cosas que mis padres
nunca supieron.

Me gustaba leer los libros de tapa dura de las bibliotecas
en su simple encuadernación de biblioteca
azul y verde y marrón y rojo claro
me gustaban los viejos bibliotecarios (varones y mujeres)
que te miraban seriamente
si tosías o te reías muy fuerte,
y aún cuando se parecían a mis padres
en realidad no había ninguna similitud.

Ahora ya no leo a estos autores que alguna vez leí
con tanto placer,
pero es bueno pensar en ellos,
y también me
gusta mirar las fotografías de Hart Crane y
Caresse Crosby en Chantilly, 1929
o las fotos de D. H. Lawrence y Frieda
asoleándose en Le Moulin, 1928.
Me gusta ver a André Malraux en su traje de aviador
con un gatito en el pecho y
me gustan las fotos de Artaud en el loquero
Picasso en la playa con sus fuertes piernas
y su cabeza pelada, y también está
D. H. Lawrence ordeñando esa vaca
y Aldous en Saltwood Castle, Kent, Agosto de
1963.

Me gusta pensar en toda esta gente
que me enseñaron tantas cosas que yo
nunca había imaginado antes.
y me enseñaron bien,
muy bien
cuando eso era tan necesario
me mostraron tantas cosas
que nunca creí que fueran posibles.
todos esos amigos
bien adentro de mi sangre
quienes
cuando no había ninguna oportunidad
me dieron una.

 

Pelayo

Biblioteca Menéndez Pelayo (Santander)

8 comentarios:

Juan Nadie dijo...

Magnífico poema. Lo conocía. El amor a los libros. Suscribo.

Cantares dijo...

Que bello!
Me alegra encontrarte asomada a tu ventana
Casi puede olerse el aroma de la biblioteca, no conozco muchos aromas de sitios cerrados que me den tanto placer. que me lleven de viaje...
Besos

ILONA dijo...

Precioso, Anjanuca. Yo también agradezco tantas cosas a los escritores... Y la foto de la bibio, una delicia.

Besos.

Anjanuca dijo...

Como veo que los cuatro, Juan Nadie, Cantares, Ilona y la que escribe somos de la misma opinión, no hay más que añadir salvo daros las gracias por la visita.

Besucos.

Nati de Grado dijo...

Añoranza y respeto. Eufória y humildad. Gracias Almu por recordarnos que existe tanta sabiduria, a veces oculta...

Nati de Grado dijo...

Graciaas Almu por recordarnos que la sabiduría existe.

Matias B. dijo...

A Bukowski le debo las lecturas de Fante y Cèline. Fante, incluso, me gusta más que el propio Bukowski.
Gran poema este que subiste.

Anjanuca dijo...

Este es un poema con el que, creo, nos sentimos identificados todos los que somos amantes de la lectura, Nati. No me des las gracias a mi, dáselas al poeta :)

Matías, conocía un poquito de la poesía de Bukowski y ahora estoy conociendo su parte narrativa. Me está gustando.

Besucos.