miércoles, 2 de febrero de 2011

No hay vuelta atrás.

Can Corbella - Jaime III

"…el drama del desencantado que se arrojó a la calle desde el décimo piso, y a medida que caía iba viendo a través de las ventanas la intimidad de sus vecinos, las pequeñas tragedias domésticas, los amores furtivos, los breves instantes de felicidad, cuyas noticias no habían llegado nunca hasta la escalera común, de modo que en el instante de reventarse contra el pavimento de la calle había cambiado por completo su concepción del mundo, y había llegado a la conclusión de que aquella vida que abandonaba para siempre por la puerta falsa valía la pena de ser vivida”.

(Gabriel García Márquez)

Foto: Can Corbella – Palma de Mallorca.

6 comentarios:

Cantares dijo...

García Marquez, que personaje extraordinario.
Que prodigiosa imaginación.
En este momento leo "Yo no vengo a decir un discurso" de su autoría.
Un libro pequeñito que reune sus palabras en ocasiones especiales, me encanta porque me puede acompañar mientras espero por unos insoportables trámites y como no tiene trama, no tengo temor de perder el hilo aunque esté rodeada de mucha gente ruidosa:)

Bella tu entrada
Besos

Anjanuca dijo...

Cantares, tuve en la mano "Yo no vengo a decir un discurso" hace unos días pero como ya había dejado otros 4 libros en la mesa del librero tuve que tomar la horrible decisión de dejarle en la librería hasta el mes que viene. ¡Maldita plata! Cuándo me tocará la lotería ¡¡Aaggg!!!!

Besucos.

Juan Nadie dijo...

Daría cualquier cosa por haber escrito eso.

Anjanuca dijo...

Y yo, Juan Nadie, y yo. Pero es algo que me ocurre con muchos microrelatos. Soy una apasionada de este género, me fascina lo que cuentan y todo lo que callan con tan pocas palabras.

Besucos.

El tejon dijo...

no me extraña que dudes al escoger en la obra de García Marquez, yo todavía no he encontrado nada que no me guste de él.
Un abrazo,Anjanuca.

Anderea dijo...

¿Daríais cualquier cosa, de verdad?

Yo, no. De ninguna manera.

Quizá vosotros hayáis escrito ya o vayáis a escribir algo mucho mejor.

Pero en "cualquier cosa" cabe la vida y ahí, si uno da la vida, se acaba todo.

Entiendo que queréis decir que os parece extaordinariamente bueno y que los dos sois escritores.

Que sea buena tarde para todos. Para ti, Cantares, no sé si será aún mañana. Un beso.