miércoles, 16 de noviembre de 2011

Cuentos del otro lugar – Jose María Merino.

portada-historias-otro-lugar_med

Descubrí a Jose María Merino gracias a la insistencia de una persona maravillosa, una amiga estupenda que conocí en un foro amigo de lectura y a la que nunca podré dar las gracias por su recomendación porque un día se tuvo que ir dejando una enorme tristeza y un cálido recuerdo entre los que la queríamos.

Wara, amante de los cuentos y autora de muchos, sabiendo que a mí también me gustan, insistió tanto en que leyera los de Merino que no me quedó otro remedio. Así adquirí “Cuentos del otro lugar”, un gordito volumen que recoge los cuentos publicados por Merino desde 1982 hasta 2004. El libro contiene en total cinco libros del autor publicados entre estos años:

- Cuentos del reino secreto.

- El viajero perdido.

- Cuentos del barrio del refugio.

- Cinco cuentos y una fábula.

- Cuentos de los días raros.

Es increíble lo que he llegado a disfrutar con su lectura. Una vez leí que alguien decía que los libros de cuentos no se deben leer “del tirón”. Puede ser, no lo discuto, pero quien tenga entre manos un libro de cuentos de Jose María Merino se dará cuenta de que, una vez empiezas, es imposible parar. En cuanto acabas uno, quieres otro, y otro, y otro….

La narración de Merino me ha recordado a aquellos cuentos e historias que contaba mi abuela con tanto detalle que me tenía embelesada y expectante de principio a fin. Cuentos que unen en perfecta armonía el realismo, la tradición, y la fantasía. Una mezcla de Doña Emilia Pardo Bazán y Edgar Alan Poe. Cuentos enigmáticos, sorprendentes, misteriosos y, a menudo, inesperados gracias a un perfecto uso del elemento sorpresa. Su lectura ha sido una delicia, un placer, una evasión.

A lo largo de estos días, mientras leía alguno de los cuentos, he pensado varias veces que, si fuese maestra (me gusta más este término que el de profesora), este es el tipo de libro que recomendaría a mis alumnos para meterles en el cuerpo el “gusanillo” de la lectura. Sería una apuesta segura.

Buscando información del autor por esos mundos virtuales, he leído que también ha escrito novela y poesía. ¡¡¡Uhhhmmmm!!! Ya estoy saboreándolo.

10 comentarios:

Pato dijo...

Qué placer cuando uno descubre estas maravillas, me diste ganas de leer algo de él, buscaré por la red a ver qué hay!

Besos!!

Anjanuca dijo...

Hola Pato, te envié un mail. Que los disfrutes.

Besucos

Cantares dijo...

hmmm parece tentador.... tengo muchos libros en lista de espera, esperando sentados en la biblioteca porque compro más rápido de lo que leo jajaja
Besos

J.M.Gonzalo dijo...

Yo espero el email tambien,porque me fio de tus gustos...
Besos interesados

J.M.Gonzalo dijo...

Muy agradecido....

Anjanuca dijo...

Cantares, ese problema también le tengo yo. Tengo una mesa camilla d hierro, junto al sofá, donde coloco los libros pendientes y creo que ya se le están doblando las patas jajaja.

Sr. Gonzalo estamos p'a servirle.

Besucos.

Anónimo dijo...

¡Hola!
Un precioso recuerdo para Wara, Anjanuca. Gracias.
Besos.AlmaLeonor

Anjanuca dijo...

¡Qué hondo llegó a calar! ¿Verdad Alma? Cada vez que tengo un cuento entre manos pienso en ella.

Besucos.

Anderea dijo...

Wara. He leído su nombre y me he enganchado en la entrada.

Un abrazo, princesa.

Anjanuca dijo...

Wara es sinónimo de cuento, Anderea.

Besucos