jueves, 12 de febrero de 2009

Manías.

Mi amiga Carmen me ha dejado un comentario pidiéndome que me pase por su casa porque tengo un regalito esperándome. Y, como me encantan los regalos...pues he ido a recogerlo con mucha ilusión.

Pero, ¡Ah, Carmen! ¡Qué pillina que eres! Esto no es un regalo, tú lo que quieres es que confiese mis intimidades ;)

Lo que quiere saber Carmen es si tengo manías o rarezas y que cuente siete de ellas. Lo cierto es que tengo muchas manías y que "rarita" si que soy ¡gracias a Dios!. Como este rinconcito guarda básicamente cosas relacionadas con mis lecturas, he pensado que me voy a centrar en mis manías a la hora de leer. De la otras no pienso decir ni "pio". Pues ahí van siete:

1.- No puedo abrir las páginas del libro del todo, estirando las páginas a tope. Me parece que le hago daño.

2.- Nunca doblo una esquina de la página para señalar por dónde voy. Lo considero delito y debería de estar registrado en el Código Penal. ¿Para qué están los puntos de libro?

3.- No pinto, subrayo, anoto en los márgenes.... ¿Qué os parecería si cuando alguien os da su teléfono os lo escribiese en la frente o en la mano para que no se os olvide? Pues eso.

4.- Antes de empezar un libro busco detenidamente el punto de libro que quiero usar para marcar la lectura. No llevamos el mismo vestido para ir a tomar un café que para un funeral. ¿no?

5.- Cuando compro un libro no acepto la bolsa asquerosa de plástico que me ofrecen para llevármelo. Tengo la sensación de que le ahogo. Lo llevo en la mano, abrazado contra mi pecho.

6.- Cuando llego a casa con un nuevo libro lo primero que hago es estampar mi ex-libris, poner el año de la compra y si tienen esa horrile faja exterior con críticas tirarla a la basura.

7.- Siempre dejo entre las páginas el ticket de compra. Es muy gracioso, pasados los años, ver lo que me costó. Si el ticket es de varios libros, lo cual sucede casi siempre, conservo la etiqueta del precio en cada uno de ellos.

Ya ves Carmen, tengo mis "rarezas". Que conste que tengo muchas más pero tampoco es cosa de contarlo todo de golpe. Que luego sabéis más que yo :)

¡Madre mía! ¡A saber qué vaís a pensar de mí a partir de ahora! Sed clementes por favor.

13 comentarios:

Carmen dijo...

Muchas gracias por aceptar de una forma tan agradable el meme.

No te preocupes amiga, todos tenemos rarezas.
A mi las tuyas me han inspirado ternura y sabiduría. ¡Qué forma tan humana de tratar a los libros!... Me encanta.

Un besito y feliz día preciosa

Jorge dijo...

Hola guapísima!

Me alegro de verte activa.
Me ha hecho gracia porque ahora he entendido lo que eran las franjas que colocabas junto a las fotos de las portadas de los libros. ¡Tienes algunos puntos de libro preciosos!
La de los Kalan. y la del angelito eran preciosas.
Un besuco, que dirías tú!
JBB, alias PA

Libertad dijo...

Pues qué vamos a pensar, amiga, que se desprende en cada "manía" que amas los libros, que tu pasión es la literatura y, les tratas como se cuida todo lo que se quiere, con cariño. Me ha encantado que abras un poquito tu libro personal" porque es muy hermoso.
Un beso grande.

Anjanuca dijo...

Gracias a tí Carmen. Los libros son humanos.

JB!!!! Linda visita. Jajaja pensé que sabías lo que eran. El que usé para el angelito es un punto de plata muy especial para mí, también el libro así que no había duda.

Libertad, compañera para compartir lecturas.

Gracias a los tres por la visita.
Besucos.

Anderea dijo...

Pienso lo mismo que antes de leer esta entrada: eres una persona estupenda.

Bueno, y además, que eres una bibliófila hasta en la más canija de tus células.

Anjanuca dijo...

Buenas noches Anderea, tú si que eres estupenda. ¿No querrías decir maniaca compulsiva de la lectura?
Besucos.

Anjanuca dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Wara dijo...

¡Ay, sí que son manías... jaja! Verás, me recuerdo leyendo y escribiendo desde muy niña, y también desde muy pronto me acostumbré a guardar citas, fragmentos de libros... y guardo uno pequeñito de Carmen Castro en el que dice "Al libro le encanta su lector, se alegra cuando escribe en uno de sus márgenes una nota inteligente, y el subrayado limpio de algunas líneas lo tiene por gesto de comprensión...". Yo estoy plenamente de acuerdo. Yo escribo al margen, yo subrayo, y no quiero decir que sean comentarios cultos ni mucho menos, pero sí es respeto y confianza en el libro, es mi forma de quererlo, de admirarlo, de apropiármelo. Lo que no hago es doblar esquinas; últimamente, y porque andaba escasa, incluso me fabriqué mis propios marcapáginas...

Resumiendo, pienso que lo importante es que amemos los libros y los respetemos porque, para todo lo demás, ya se sabe, los colores y el cristal con que se mira.

Carmen dijo...

Amiga paso de nuevo por aquí para desearte un buen fin de semana.

Un besito preciosa

Anjanuca dijo...

Jajaja Wara, sí, sí que soy maníaca. Que conste que he intentado lo de subrayar pero no puedo, es superior a mí. Prefiero anotar en un papelito y dejarlo en la página que toque.

Besucos.

Balovega dijo...

Hola bella amiga, no te preocupes creo que manías tenemos todos, aunque te diré que coincido en muchas de tus manías, me encanta cuidar los libros y mimarlos para que no se marche ni una letrita de sus bellos contenidos.

Cuídate mucho y espero que tu muñeca se encuentre mejor.. feliz fin de semana y feliz San Valentin.. besotes

Baruk dijo...

Buenas noches Anjanuca,

Correspondiendo a tu cordial visita a mi blog, quiero agradecerte tu felicitación por mi "cumple", y como le decía a Almuderna, lo bueno de las felicitaciones virtuales es que te libras del típico tirón de orejas. Gracias Anjanuca.

En cuanto a la confesión de tus siete manías con los libros, encuentro que son "manías" muy sanas, quizá porqué muchas de ellas las reconozco como propias.

Un abrazo
Baruk

finchu dijo...

Yo tengo un amigo que subraya y toma notas en los libros, yo siempre le riño, me parece un sacrilegio.
Me gustan tus manías, compartimos algunas de ellas.